20 enero 2010

Sol, por favor

¿Sería alguien tan amable de encender el sol? Se lo agradecería en el alma, lo necesito, creo que como nunca. Necesito luz. Me conformo con la solar, sólo pido eso, un poquito de luz, unos rayitos, que duren al menos un día, tener algo de tiempo para uno mismo, sin nada en que pensar, ni nada que hacer, nada, solos el sol y yo y el suelo seco y ni un ruido, silencio, ninguna prisa. ¿Es mucho pedir? Ya, siendo un vicioso y un pedigüeño, tampoco estaría de más que al mismo tiempo que sale el sol y nos lanzamos a la calle a mirarlo y a abrazarnos, no estaría de más, digo, que, en este día de la marmota perpetuo que soportamos desde noviembre o antes, se callaran, aunque sólo fuera por una semana, Álvaro Miranda y José Luis Izco. Ya, ya sé que es una petición inalcanzable, pero nos harían un gran favor, se ganarían el sueldo, porque hay una contaminación acústica insalubre. Porque insalubre y no otra cosa es tener que aguantar, tan tranquilos, como si no fuera con nosotros, que Miranda suelte que se han creado más de 12.000 puestos de trabajo gracias al plan anticrisis del Gobierno. Igual es que hay un campeonato interprovincias de soltar desfachateces y no nos hemos enterado, igual es eso. Como tener que tragar el vernos obligados a oír a Izco decir que “ha llegado el momento del cambio”. Precisamente utiliza la palabra “cambio”, él, ellos. Increíble. Los ratios de desvergüenza hace meses, tal vez años, que se dispararon, al punto de que ya no quedan posibilidades de comparación, han entrado en una dimensión desconocida. El otro día se lo pregunté a mi amigo Josemi, que es más veterano. Me dijo que lo de ahora no había pasado nunca, que al menos antes era todo más educado, no era un insulto continuo. Le agradecí la aclaración. Necesitamos sol, mucho sol.

4 Comments:

Anonymous El Txandrios said...

Ya saben lo que hacen, ya. Nos acostumbran a oir tantas y tantas desfachateces,que hartan a la gente. Nos embarga un hastío que nos rodea y envuelve aletargándonos, embobeciéndonos. Yo creo que necesitamos una crisis tan bestial que sirva de despertador de toda esta sociedad navarrrra de atontados como estamos. Y salir a la calle y que nos cojan miedo. Como un buen columnista avanzó en una ocasión, los políticos tienen mucho miedo a la gente normal. Aunque no nos lo creamos ni lo parezca.
Salud.

12:09 p. m.  
Blogger P said...

Ay, Jorge, ahora ha salido el sol, pero no es ese el que reclamas, ¿verdad?. Qué razón tenéis el txandríos y tú. Luz, más luz. ¡Cuánta tiniebla!

1:43 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Abueno, un poco del sol del de verdad tampoco viene mal.
Saludos.

8:16 p. m.  
Blogger P said...

¿Tú crees que esas luminarias van alumbrar algo?

9:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home