17 marzo 2010

Punto G

Sanz tiene un problema. Su médico de cabecera –gerente del SNS- no se habla con su Consejera de Salud. Mal arreglo. A su vez, su sucesora de él, Yolandamari –que pasa más tiempo en Madrid que Cervera, aunque esto Sanz sólo se lo eche en cara a Cervera-, tampoco traga a la consejera, aunque esto no es noticia: Yolandamari es así, cualquier política que más o menos esté cerca de su altura o a la misma o por encima y que se encuentre en su camino hacia alguna parte será triturada sin remisión por el rodillo burgalés. A este respecto José Ignacio Labiano –su mano derecha en sus comienzos- podría escribir un best-seller. Por otra parte, Yolandamari sí que aspira a volver a la casa del padre, junto a Cervera, JaimeIñaki y el padre Viñes. Ni JaimeIñaki, ni Cervera ni el padre Viñes soportan tampoco a Kutz, asediada desde dentro, desde fuera y desde el propio departamento de Economía, que no duda en gastar en ladrillos, parquets flotantes, peraltes, pedestales donde colocar disecada alguna vaca de Macua y en, por ejemplo, decenas y decenas de líneas presupuestarias para mantener el tinglado de los Goyen y cía pero se niega a dar un euro más para Salud. Esto viene de muy lejos, de lejísimos, de cuando Salud año a año iba perdiendo peso porcentual en el reparto de los presupuestos y doña Kutz a aquello no decía ni tús ni mús y lo importante no es que sea perro o gato “si no que cace ratones”. La teoría boba de segundo de EGB: a la gente le da igual quien le opere, mientra le operen. A la gente una por una claro que nos da igual, pero a la sociedad entera no le da igual, nunca le tendría que dar igual. Antes o después Kutz pasará al desván y, aunque parezca mentira y como decía Sánchez Ferlosio, “vendrán más años malos y nos harán más ciegos”. Atención al Comando Copago.

11 Comments:

Blogger Redacción LTXD said...

Con permiso, mesié Nagore, aquí nuestra visión:

http://txistorradigital.blogspot.com/2010/03/osasunbidea-controlada-por-hacienda.html

12:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ferlosio es el del Jarama, ¿va con segundas?

Leer a Ferlosio es ahorrar en somníferos. Está de moda tener autores de cabecera, que no sé si es de cabezal en realidad. Espero que no sea el caso.

1:24 a. m.  
Anonymous Miki said...

Good!!!

7:30 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Txistorreros: sin permiso.
Ferlosiero: sólo he leído El Jarama, ja-ja. Esa frase suya es el título de otra de sus novelas. escribe que te cagas pero luego hay que hacer un par de horas de estiramientos para volver a tu ser.
Miki: 24-6-2010 Barcelona, 26-6-2010 Puto Festival Vitoria. Ve ahorrando compadre.
Saludos.

8:20 a. m.  
Anonymous Israeliko said...

Pareciera que se está dejando morir la otrora puntera sanidad pública navarra para justificar la progresiva privatización.

PD: En el Doctor Music del 98, mientras El Maestro tocaba en un escenario, yo botaba frente al de los Beastie Boys. Este año saldaré cuentas. Que era muy jovencico, oiga.

11:24 a. m.  
Anonymous El Txandrios said...

No hay pasta para sanidad, pero sí y muchos millones para un circuito de velocidad, un pabellón de arenas movedizas y para un museo sanferminero que apesta a vino rancio. Eso sí, negocio para los amigos de los navarrrísimos y su visión única de la vida. ¿A quién le canta el pozo ahora, anonimus?.
Salud

11:35 a. m.  
Anonymous Miki said...

Caña lo de Vitoria!!

3:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ummmm... todo esto es muy extraño. Ignoro si a la Consejera le están "haciendo la cama", pero al parecer la partida que iba para todo un año se ha gastado ya en tres meses (?). ¿A cuánto ascencía ese dinero en otros ejercicios? ¿Los recortes sólo se dan en Salud? ¿Cómo han podido fallar tan gravemente en la previsión? ¿Por qué no nos dicen la verdad?

En cualquier caso, la señora consejera nos toma por tontos y tiene un pésimo concepto de los profesionales sanitarios, al insinuar que el trabajo se puede hacer igual aunque las bajas no se cubran. (A ver si se aplican el cuento y reducen las consejerías, seguro que tampoco lo notaremos). Si lo que pretenden es reducir el absentismo, así sólo consiguen una peor atención a los ciudadanos y saturar a los que no se cogen bajas. En fin, que esto suena a las tácticas de Espe (otra que parecía muy modosita hasta que sacó las uñas) para cargarse la sanidad pública. Y a mi Yolanda siempre me ha recordado a Espe. Nada nuevo, tampoco pusieron la carrera de Medicina en la UPNA, no fuera a perjudicar a la privada. Pero bueno, si se cargan la sanidad pública será simplemente porque los votos se lo permiten, lo cual me recuerda una sentencia que leí en cierto libro del Ferlosio:

"Vinieron los sarracenos
y nos molieron a palos
que Dios apoya a los malos
cuando son más que los buenos"

9:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Txandríos, te repites más que el ajo. ¿Te canta el pozo? Bai, a ajo.

10:34 p. m.  
Anonymous Labrit said...

La señora Kutz, lo único bueno que tiene es que en el café de sus abuelos se fundó Osasuna. Es una pena que desde entonces la familia haya ido degenerando sin cesar.

Siempre ha sido una pésima gestora, y ahora no iba a ser diferente. Recuerdo, porque tuve que padecerlo en mi propia carne, que esta "señora", era la concejala responsable de aquella oposición de administrativos del Ayuntamiento de Pamplona en la que muchos tenían las preguntas. La recuerdo también saliendo en Telenavarra diciendo que "ponía la mano en el fuego por que todo había sido correcto". Evidentemente se quemó, pero como premio, Miguel Sanz le dió la patada hacia arriba y la puso de consejera de Sanidad. Desde entonces no ha cesado en su empeño de ayudar en todo lo posible a sus amigos de la Universitaria.

Poner nuestra salud en sus manos es como poner una hamburguesa en manos de Guillermito y su voraz apetito y pedirle que no se la coma. Está en su naturaleza ser una inepta, y lo único que hace es demostrarlo una y otra vez.
Venga, Miguel, asciéndela a Consejera de Cultura, después de lo de Corpas, ni se notará...

11:04 p. m.  
Anonymous El Txandrios said...

Anonimus, el ajo es tan real que lo veo pasar todos los días por delante mía. Amiguismo clientelar a los míos, y como el ajo muy oloroso y que se repite desde hace muuuchos años. No hay mayor ciego que el que no quiere ver. Y quien ve, tiene la obligación de decirlo a todas horas para abrir ojos, y no digo que haga falta abrir los tuyos.
Salud

9:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home