11 marzo 2010

Mucho listo

Mentir está feo. Por mucho que uno diga 99 verdades, si dice una mentira o algo que no es una mentira total pero que ni mucho menos es la verdad no deja de ser un tipo a poner en cuarentena. Miranda afirmó ayer que la decisión del Gobierno de invertir en el Circuito de Los Arcos se debió a dos razones: porque creían en el proyecto y porque, como con todas las obras del Plan 2012 y a causa de la crisis, “la propia actividad inversora –por tanto gasto directo- la consideramos positiva y generadora de riqueza”. Si miramos que los señores Lehman guardaron sus cosas en cajas en septiembre de 2008, que el propio Miranda hasta enero de 2009 hablaba de que “la inmensa mayoría de los navarros no se verá afectada por la crisis” y que el acuerdo entre Sprin y Construcciones Samaniego -por el que Samaniego se hacía con el 55% de la empresa gestora del circuito y el Gobierno a través de Sprin se quedaba con un 45%; con un presupuesto inicial de 22 millones de euros en total- se firmó -¡ojo!- el 24 de mayo de 2007 aquí hay algo que no cuadra: si el acuerdo de semejante obrón que no pasó por el Parlamento ni por concurso público alguno tuvo lugar año y medio antes de estallar la crisis, ¿significa eso que ya sabían que iba a caer la que cayó?, ¿por qué no avisaron a los municipales?: hay un niño que se ha perdido de sus padres, en 2009 os vais a cagar. De una inversión de 9,9 millones –el 45% de 22- se ha pasado a otra de 52,25 –el 95% para Sprin, el 5% para Samaniego-: ¡un 427% de incremento! Liggonet dijo hace un mes que se ingresarían entre 10 o 20 millones anuales. Ayer se habló de entre 4 o 5 millones en 2013. Aquí hay o mucho pirata o mucho fantasma o excesivo pastel. Miranda, si no sabes controlar ni a tu gente ni tus propias incongruencias, ya sabes, quemando ruedas.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pero hombre, Jorge, ¿acaso tú no cuidas a tus amigos? ¿No te gusta ayudarles, o hacerles un regalito en fechas señaladas?

11:24 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues a mí no me cuadra todo este tema. Me parece del género tonto. No sé, enmierdarte por una autovía o un pantano, pues como que cuela, o por una ley de farmacia. Pero hacerlo por un circuito de coches o de motos, es que es como si se la hubieran metido por la escudra. Una bola que se hace cada vez más gorda y más gorda. Más absurda, cutre y hortera.
No es que me de pena el político, es que me dan rabia los que corrompe. Esos son los que de verdad me caen gordos. Porque además suelen ser los que se salen de rositas. ¿En qué acabará todo esto? Imagino el circuito dentro de unos años en plan lugar decadente, ruinoso y pintado. El perfecto símbolo de la corrupción, el mal gusto y el poder fálico. (es que es todo muy machista también).

11:47 a. m.  
Blogger Redacción LTXD said...

Viva el circuito de velocidad de Los Arcos. Viva. 55 millones de inversión, para unos réditos anuales, si la cosa va bien, de unos 600.000. O sea, que hasta el 2070 estará sin amortizar. Viva. Y encima, debe de ser un Scalextric, porque dicen desde ya que lo que es cosas de nivel no vendrán. Viva el circuito de Los Arcos y los gestores que lo parieron.

Y mientras, la clase política navarra está dividida: unos a hostias y otros bailando la conga.

12:31 p. m.  
Anonymous El Txandrios said...

¿Y no hay algún erudito en leyes que nos informe si hay manera de imputar o empapelar a toda esta piara de sinvengüenzas?. Aunque sea a uno tan sólo.
Salud

1:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Pero entonces, Miranda te cae 99% bien?

5:05 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

O más.

5:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

O más¿? Qué raros sois los navarros.

7:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home