29 abril 2010

Bravo

Que once profesionales de la sanidad hayan decidido salir a la opinión pública para declarar que existen y que en Navarra se debería tener que poder practicar el aborto de una manera legal es una noticia excepcional, se mire por donde se mire. Que once profesionales sean la punta de lanza de aquellos que durante años –décadas- han visto y oído a sus superiores en la administración hablar de objeción de conciencia total en un tema tan sumamente sensible y complicado como es este es excepcional, no sólo en lo relativo al espinoso asunto del aborto en concreto si no como mensaje global: en esta vida llega un momento en el que es más importante decir lo que piensas que callar para mantener no se sabe qué posición de ningún tipo. No es este mundo un sitio sencillo para abrir la boca, por que a la mínima te la parten, ya sea real o subrepticiamente, mediante presiones, apartándote, acosándote y, en definitiva, intentando de mil y una maneras que la realidad de las cosas no sea visible. Las indignantes y asquerosas declaraciones de Miguel Sanz de hace unos días –“hay navarras que prefieren abortar fuera”. ¿Y qué?, ¿y las que prefieren abortar aquí, las que están en su derecho de abortar aquí?-, unidas al sonsonete que durante años mantuvieron Cervera y Kutz y que ahora también utiliza Barcina –vergonzosa su alusión a que tampoco en Navarra hay Unidad de Quemados y se derivan a Zaragoza- no hacen sino dar aún más valor al paso dado por estos trabajadores públicos, nos guste más o menos lo que dicen y opinan. No tiene nada que ver con eso. Lo importante es que aquí las leyes si están para cumplirlas están para cumplirlas, no para que el personal se las pase por el forro según su conciencia y el caladero de votos que de cada postura se obtiene. Bravo por esta gente.

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Yo ponía el aborto obligatorio para todas las embarazadas, por compensar los años pasados, para que cuadre la estadística y así todos contentos. Ya está bien de tanta puta silleta y tanto eco secarral de Sarriguren, coño. Qué asco.

1:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bien, Jorge, una vez más, verdades como puños. Me quedo con la frase que resume el artículo, y creo que todas tus columnas:
"No es este mundo un sitio sencillo para abrir la boca, por que a la mínima te la parten, ya sea real o subrepticiamente, mediante presiones, apartándote, acosándote y, en definitiva, intentando de mil y una maneras que la realidad de las cosas no sea visible."

Tatu

12:04 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

¿Tendrán que salir ahora 11 anestesistas y 11 enfermeras?. Y luego llaman integristas a los musulmanes.
Salud

1:48 p. m.  
Anonymous pravda said...

Venga, un poco de polémica: ¿alguien se la ha leído? no se reconoce en ningún sitio el 'derecho al aborto'
porque emplea otros eufemismos tales como garantizar el derecho al acceso a la interrupción, y el derecho a la maternidad libremente decidida.
Eso es decir lo mismo, pero desde otras premisas, que tampoco comparto, pero la ley tiene mucho cuidado en hablar de derecho al aborto,
Porque seguramente es una aberración desde la perpectiva de los derechos humanos, esteblecer un derecho a eliminar la vida, estebleciendo unos plazos o bien aludiendo a malformaciones no especificadas, que insultan la dignidad de las personas, por ejemplo, con síndrome de down. Para ellos, al fin y al cabo, el mensaje es claro: sois un error genético del que se puede prescindir. Como dicen en la peli Gattaca ¿por qué dejar en manos de Dios lo que puede estar en manos de tu genetista?

3:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Txandrios, a ti te dejaba sin jamón y vino de por vida. Para empezar.

3:29 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

No, si yo jamón y vino a toneladas. Pero la puta es puta sea de 30 € o de 3 millones de €, ¿estamos?. Es decir, el integrismo es el mismo seas musulmán o católico. Y no digo que ni unos ni otros lo sean, ojo, pero se juega con la misma baraja.
Salud

4:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuidado porque esto se puede convertir en la misma trampa que el carril bici. Toda la vida reivindicándolo mientras circulábamos por donde nos daba la gana, y ahora que ya lo tenemos (una mierda) nos multan si vamos por las aceras. Cuando se pueda abortar en Navarra no nos dejarán elegir y creo que siempre va a haber mujeres que prefieran hacerlo de la forma más discreta posible, fuera de esta comunidad de vecinos y porteras.
Limone.

7:21 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué razón tienes, Limone. Si se acaba haciendo, colgarán semanalmente los nombres de las mujeres en esa nueva plaza de glorioso nombre... y a ver quién es la valiente que aguanta eso. Sanz podrá reafirmarse en sus declaraciones.

8:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Txandrios, no te lo crees ni tu JAJAJAJA. Puedes odias lo cristiano con toda tu alma, como yo, pero decir que es más radical que el islam es una trola como la nueva rotonda de la calle tajonar de grande.

Txandrios que te pongo a rezar conco veces al día o te corto el cuello, por hereje, por apóstata, y a tu mujer o tu hija o tu madre como no lleve el burka la apedreamos, por impura, por lasciva.

10:27 p. m.  
Anonymous El Txandrios said...

Querido anónimo, viví un año en un pais de mayoría musulmana (no islámica, ¿diferencia?). Nunca vi nada de lo que nos cuentan aquí. Ni lapidaciones, ni cortar el cuello, ni burkas. No confundir islámico con musulman. Y curiosamente he recibido educación en una institución ultracatólica y mucho menos respetuosa que los musulmanes. Por cierto, puedes preguntar por depresiones, tratamientos médicos lobotomizadores y suicidios encubiertos en la citada institución. Y de anticristiano nada. Es el catolicismo el anticristiano (Dostoyeski "El Idiota").
Salud.

11:01 a. m.  
Anonymous El Txandrios said...

Querido anónimo, viví un año en un pais de mayoría musulmana (no islámica, ¿diferencia?). Nunca vi nada de lo que nos cuentan aquí. Ni lapidaciones, ni cortar el cuello, ni burkas. No confundir islámico con musulman. Y curiosamente he recibido educación en una institución ultracatólica y mucho menos respetuosa que los musulmanes. Por cierto, puedes preguntar por depresiones, tratamientos médicos lobotomizadores y suicidios encubiertos en la citada institución. Y de anticristiano nada. Es el catolicismo el anticristiano (Dostoyeski "El Idiota").
Salud.

11:02 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Txandrios y el sindrome de estocolmo. Una sociedad sin jamón ni vino no merece la pena ser vivida.

2:03 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Habrías de ver como se ponen de vino, anónimo. Por cierto en estocolmo no hay estau. Pero buena cortina de humo , aunque infructuosa por otra parte. ¿Contestarás a lo solicitado?.
Salud

1:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home