02 abril 2010

“Joder”

Ser un ignorante tiene sus inconvenientes. Yo, tan orgulloso que estaba de mi ignorancia, creía sin temor a equivocarme que los momentos más divertidos que había visto en mi vida –al margen de una cena a la que fui con mi rival y con nuestro amigo Iñaki a Unanu y en la que coincidimos con Juanito Zendoya: un ser descacharrante- eran el funeral de Terry Jones, de los Monty Python, cuando John Cleese dice que Jones no le perdonaría a Cleese que no se convirtiera en la primera persona en decir “joder” en un funeral inglés. Pero tras leer la entrevista que tuvo a bien conceder Antonio Catalán, el amiguísimo, creo que voy a tener que cambiar de opinión, con lo ingrato que es eso. No he leído cosa más desternillante en mi vida. La capacidad de los vanidosos para contar la película vista desde su butaca es asombrosa. Como dice mi madre: “me maravillan”. Resumiéndoles a ustedes, los clientes de Caja Navarra casi casi tienen que estarle agradecidos por que haya dejado a la CAN tener una opción para entrar a formar parte de AC Hoteles, porque a él le gustan “los socios con fuelle”. No te jode, a todos, con fuelle, ojos verdes y más de un minuto de conversación. Y luego, para tratar de eludir la responsabilidad de Miguel Sanz en la operación, nos larga la parábola del austero, como si ser austero y por tanto no andar detrás del dinero –según Catalán- le eximiera a Sanz de lo que en este caso se le podría llegar a acusar: influir dada su condición para que un amigo en apuros saque algo la cabeza. Hay mucha gente, muchísima, que no anda en busca del dinero, pero a la que sí le pueden la vanidad, el concepto equivocado de amistad, el colegueo elevado a grado de resolución y “haz el bien que algún día puede que te cunda”. Cuando es con bienes comunes, sólo queda decir “joder”.

3 Comments:

Blogger P said...

Mi amor: Y cómo te ponen los carlistasl, encima haciéndose las víctimas y poco menos que acusánbdote de las pintadas.
Estas gentes son como Matas, han venido al mundo con la desgracia de tener que codearse con los simples mortales.
Ánimo Jorge.
Plas, plas.

9:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como reconstruir un comentario que se creia perdido, añadiendo nueces que no las consideraba necesarias en el primero.


¿Hay que creer siempre lo ultimo?

Y sobre todo, ¿donde puedo comprar gominolas buenas un dia como hoy?

5:36 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Ja-ja, P, qué susto con el primer mensaje, menos mal. ¿Gominolas? En El Alivio eran buenas, ¿no?
Abrazos.

6:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home