01 mayo 2010

Deuda

Me acaba de llamar un tipo para decirme que rebajan la solvencia de mi deuda, así, sin más. Le he preguntado que a ver quién era él para hacer eso y me ha contestado que era de Standars And Poors, a lo que le he comentado que yo salsas raras no uso para las salchichas, que les aplico tomate casero, pero que, ya que llamaba él, que lo mismo me daba que me pasase con el señor Standars o con el puto Poors. Me ha dicho que mister Standars estaba rebajando la solvencia de Navarra y que Poors estaba de ERE. Una empresa de mierda es ésa –le he puntualizado-, que sólo estáis dos: haceros autónomos, joder. No obstante, como tenía un tono de voz entre agradable y enervante, de ésos que te pone cachondo mantener un rato la conversación hasta que ya te crispas y le mandas a la mierda, le he insistido en si esto que habían hecho se lo habían dicho directamente a mi deuda. Me ha dicho que no, que esperaban que lo hiciera yo, como familiar directo que soy. Esto ya ha sido superior a mis fuerzas y le he colgado. Sin tiempo que perder, he llamado a mi deuda: Bel, siéntate si estás de pie, ponte de pie si estás sentada. Estoy tumbada. ¿Con quién? Con Leonardo Sbaraglia, memo. Dale recuerdos. Venga, ¿qué pasa? Bueno, te lo digo rápido para no ponerte nerviosa. Es increíble tu incapacidad. Te han rebajado la solvencia, acaban de llamar. ¿Mi qué? Tu solvencia, la tienes al nivel de Navarra. O peor. A ver: dime palabra por palabra cómo ha sido la llamada. Vale: “señor Nagore, acabamos de rebajar la solvencia de su deuda”. Eso ha dicho. Y tú eres mi deuda, cuando yo me muera tú serás mi deuda, así suele venir escrito: sus apenados deudos y tal y tal. ¿Esto no se lo has contado a nadie, no? No, ya sabes, soy una tumba. Mejor. Luego te llamo. ¿Qué vas a hacer? Buscar un viaducto.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mira, son las nueve de la madrugada, y has conseguido hacerme reir.

¡Pero qué paciencia tiene que tener "BEL" contigo!

9:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues yo no lo he entendido muy bien. Demasiados guiños personales incomprensibles.

3:24 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

al segundo anónimo: no hay ningún guiño personal de ninguna clase, así que si no lo has comprendido tengo un gravísimo problema de transmisión. O tú de comprensión lectora. O sencillamente ganas de joder, ja ja. Sigue así, se pasa con el tiempo.

8:26 p. m.  
Blogger P said...

Mi amor, dile a Bel que cuando acabe con Leonardo se acuerde de las insolventes que no nos van a rebajar los poors.

10:52 p. m.  
Anonymous el anerior anónimo said...

¿Por qué Bel, y qué es? ¿y Leonardo Sbaraglia?

10:53 p. m.  
Blogger P said...

Ay, lo de Bel es comoprensible, aunque se deprende del contexto, pero lo de Leonardo, por saqn celuloide que no tiene perdón.

11:05 p. m.  
Anonymous el anterior anónimo said...

¿Todos sabemos que Sbaraglia es un actor, pero por qué él, porque es argentino y para que no olvidemos el corralito?

11:07 p. m.  
Blogger P said...

ustedes me disculparán las faltas de moconografía, pero es que tengo en los dedos la grasilla de fregar los cacharros de la cena, y se ma van los dátiles de tecla. Salut.

11:09 p. m.  
Blogger P said...

Par mí Leonardo solo es un objeto de fantasía más. Tengo otros. Que lo explique el autor.

11:12 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Ja ja, el anterior anónimo es de los que escuchan los discos al revés para ver si hay mensajes. Es broma. No hay motivo oculto alguno en la cita a Leonardo Sbaraglia: simplemente es un tipo guapo, como los hay a miles. Si hubiese querido hacer guiños incomprensibles hubiese citado a guapos más de andar por casa.
abrazos.

10:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Genial, tu si que eres un crack.
A mi aún no me ha llamado el puto poors , pero puede haber ondanadas de ostias si lo hace.
LIKO

12:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Uyyyy, a miles a miles como Sbaraglia no sé si hay, ¿eh?, o mi radar anda un poco flojo. Pero si lo ha pillado Bel, me parece que tengo poco que hacer. ;-)
Saludos

9:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home