12 junio 2010

Mel

Ayer me di cuenta, por fin, de quién me hubiera gustado ser en esta vida. No crean que le he dedicado mucho tiempo a esta cuestión, sólo a partir del 79. Me hubiera gustado ser Mel Collins tocando el saxofón en el Local Hero que sale en el Alchemy. Sólo esos tres minutos, apenas eso. Luego me hubiese tirado yo mismo a la tumba y que me cubrieran. Sin problema. Creo que al final tres minutos como ésos dan sentido a toda una vida, no tengo ninguna duda. Supongo que todos tenemos tres minutos que justifican nuestra existencia, a mi aún me faltan dos. El primero es un minuto que me pegué en un programa de la ETB de preguntas sobre deportes. Me hicieron 15 preguntas y acerté 14, a pregunta por cada cuatro segundos. Ni tan mal, mis amigos aún me piden que lleve el vídeo para echarse unas risas mientras se ponen ciegos a Heinekens. Hoy hace 17 años de eso. Me regalaron una pantaloneta. La usa mi rival. Es de buena calidad. Mi rival también. No sé qué tres minutos escogerían ustedes. No vale eso de cuando nació mi niño y la boda y el día que marcó el gol Aloisi o cuando me calcé a aquel australiano en los baños del Malkoa y se llamaba Scott y aún me manda postales desde Adelaida. No. Tiene que ser una cosa absolutamente individual. No piensen mal, me refiero a que no intervengan otras personas. En eso que estaban pensando intervienen otras personas, aunque sea subconscientemente. Algo para llevarse a la tumba, como se llevará Mel Collins su saxofón y esos tres minutos que separan el cielo de la tierra. Local Hero, pedazo de canción, el Alchemy, pedazo de disco, pedazo de músico Mark Knopfler, lo mejor de los 80, de lejos. Así que gracias Vassily por regalarme ese Alchemy que hace 20 años que no veía, cuando aún creía que quizá, algún día, podría ser Mel Collins.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Si mal no recuerdo Local Hero es sólola peli, la canción es Going Home, creo.

Yo me quedo con el punteo del calvo The Edge en The Fly a partir del minuto 2:27, canción incluida no sé si en el mejor disco de los noventa (el que no es ni de coña es el OK Computer de los cansalmas de Radiohead), pero sí en el primero de la década: Achtung Baby. Me quedaría calvo para cambiarme por él si fuera necesario. Una lástima que U2 ya no existan, desde hace un porrón de años, y no pueda cumplir el deseo.

(¿Txandríos, te sabes el chiste de los mexicanos que gritaban "viva la menstruación"?)

2:08 a. m.  
Anonymous Miki said...

Primero: yo quiero ver ese video YA.

Segundo: No sé cómo, pero llegaron a mis manos unos 4 vinilos de los Dire Straits. Si no los tienes en Vinilo cuando quedemos son todo tuyos. Yo me quedaré solo con el que grabó Mark con Chet Atkins.

7:36 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Miki; se agradece mucho, pero tengo todos los vinilos de los Dire, todos los de Mark Knopfler -Local Hero, Last exit to brooklin, The princess Bride, Call-, con Atkins, con los Hillbilies. Todos. Luego ya a partir del 92 bajé el pistón, pero lo anterior lo tengo todito, ja ja.

Anónimo: no es por faltar, pero quién es The Edge, ja ja. Como le decía yo en los 80 a un amigo fan total de U2: U2=¡Agua!

10:25 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Por cherto, Miki, quedamos y te lo paso. Te llamo la semana que viene.

10:25 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

¡coño, no me acordaba Miki, te lo llevo el martes!

10:28 a. m.  
Anonymous Franziskano said...

....

nada, que había empezado a comentar y justo en ese momento había que pa-sar-el-pu-to-as-pi-ra-dor. Así que ya he perdido el hilo. La síntesis era esta:

1. puto morro fino que tienes, no has elegido tres minutazos ni nada...
2. hace unos años, durante una jornada de la Peremier, antes de cada partido, en el campo que fuera, se estableció que sonara por megafonía el Going Home. Pelos de punta.
3. el 5 de febrero de 2009 recibo un sms de mi primo, el loco: "La cancion d local hero-wild theme de knopfler es apoteosistika me explikatzn". Mi primo es del 82. Lo que es bueno de verdad no pasa de moda.
4. ojo este finde con argentinas, nigerianas, inglesas, yankis, coreanas, griegas, alemanas, australianas, argelinas, eslovenas, serbias y ghanesas.

12:27 p. m.  
Anonymous Franziskano said...

Por cierto, mis tres minutos: en el 96 Knopfler dio un conciertazo en la plaza de toros de Bilbo. Gira Golden Heart. En pleno punteo final de los Sultanes miró al frente. Yo le hice un gesto de "maravilloso". Sonrió e imitó mi gesto. Lo juro.

12:41 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Ja ja, ¡genial!

1:17 p. m.  
Blogger Aritz said...

A ver Jorge, que me estoy enganchando a este tu blog!
Respecto a lo de los minutos de gloria etc.
No es mio, e intervienen otra persona pero yo creo que vale. Hace un par de sanfermines, cuando estuvo CHUCK BERRY (asi, en mayúsculas) mi padre no sé como leches cuando acabó el concierto se coló detrás del escenario y se encontró cara a cara con Chuck, a lo que para asombro de mi progenitor se pegaron un abrazo. En estas que Chuck le suelta un espich terrible en inglés a lo que mi padre le dice (te juro que es cierto): "Chuck, no te entiendo ni hostias lo que me estás diciendo pero eres muy grande") y el otro se mete en el coche que le esperaba, sale de nuevo y le da la mano a mi aita con una púa!!!! Increible pero cierto. De hecho la tengo ahora mismo delante. Y bueno, mi pobre padre (yo no doy crédito todavía) aún no se ha recuperado del suceso...

Un saludo

1:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home