13 enero 2011

El carnet

Si yo fuese militante de un partido político, de ésos que hacen más pasillos que unos cuantos y cuantas de aquellos compañeros que tuvo uno en la universidad –varios ahí siguen, agarraos al extintor-, y de repente cuando hay opción de dejar de pegar carteles y poder pasar a encabezar alguna lista va y proponen a uno que será todo lo que tú quieras pero que no ha pegao ni un cartel y que el único pasillo que conoce es el de su casa, me enfadaría. Me enfadaría y con razón, coño, que no se traga uno esos congresos infames, esos consejos políticos apestosos y esas cosas que hay que tragarse así por vicio. No, hombre, no. De ahí que entienda el malestar que ha generado en las bases de UPN que Barcina haya designado –¿como hizo Aznar con Rajoy, para putearle todo lo humanamente posible?- a eso que se llama mal llamado un “independiente”. ¿Qué es un independiente, existen, a cuánto está el kilo? Me recuerda a la farsa ésa de “música independiente” o cosas de éstas, cuando se utiliza el “independiente” como un bien en sí mismo, como un valor artístico propio. En política -a lo que parece- algunos políticos también creen lo mismo: como los políticos estamos tan desprestigiados, nombramos a uno sin carnet y quizá con esta jugada nos ganemos unos votos de los descreídos. No debería ser así, debería ser justo al contrario, debería premiarse precisamente la fidelidad al mismo partido que te ha permitido llegar donde estás, porque para eso se vota a partidos. Porque se vota a partidos, lamentablemente. Si hubiese listas abiertas entonces la cosa cambia radicalmente, pero poner en la cúspide a un “independiente” que ni ha pasado por la casilla de salida es un feo considerable a todos los que te han situado y sostenido ahí. No tardará en sacarse el carnet.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Completamente de acuerdo. Un detalle, se escribe carné, como carne con tilde.

9:26 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo pensaba que en política se escribía carnette, como "vedette".

Orundelico

11:14 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por cierto, ¿os habéis fijao qué estudiada está esa comparecencia, con americana de sport y sin corbata? ¡Si casi parece salido del Congreso de Suresnes, el muy jodío!

Orundelico

11:18 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si mandan los aparatos de partido, mal. Si ponen a un independiente, también mal. Pues buenos estamos.

11:46 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Coño, yo también quisiera a otro partido en la alcaldía. Pero ante la previsión más que probable de que vuelvan a ganar estos, que al menos sea con gente capaz. Y de este candidato no he oído más que elogios. Pues habrá que alegrarse, digo yo.

11:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por preguntar: Desde su puesto de Director de la Gerencia de Urbanismo, ¿el señor Maya ha tenido alguna responsabilidad en la planificación y ejecución de ese despropósito aquí llamado carril-bici? De ser así, estoy de acuerdo con el último anónimo, es un tío muy capaz. Capaz de costar un pastón al Ayuntamiento por su mal hacer, capaz de enfrentar a peatones y ciclistas...

12:46 p. m.  
Anonymous Güiki said...

Ver como se jode a un afiliado lameculillos no tiene precio. Que se jodan, vengan de donde vengan (expresión que Txandríos dará por buena, seguro)


Vuelvo a tener diéresis y acentos!!!! Txandríos, coño, estoy más contento que los de esait con selección prrrrropia de botxas.

1:16 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

La doy, la doy. Independiente, la republica de mi casa.
Salud

4:46 p. m.  
Anonymous Güiki said...

Mi casa es una liga, como la Hanseática y cuando está mi novia, un sistema solar (OHHHHHHHHHHHH, qué bonito!!! JAJAJA)

Txandríos, que vuelve la Vuelta a Eugggkadi!!!

7:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home