14 enero 2011


Un deber

“Asumir los riesgos derivados de una operación urbanística”. Según Miguel Sanz, la frase anterior significa un deber para el Gobierno de Navarra. Esto es: es un deber para el Gobierno de Navarra asumir los riesgos derivados de una operación urbanística. Valientes riesgos de los cojones en los que se mete un gobierno, valientes riesgos los que obligan a un ente público a dejar de lado su labor como vehículo del acceso global para el mayor número de ciudadanos posible a una vivienda en condiciones para convertirse en un simple mercader a la busca del inversor que más pague para fabricar bienes materiales al alcance de las elites de una sociedad y solo de esas élites. Buscar inversores que paguen lo que dicen que vale la manzana de Salesianos para posteriormente edificar pisos de a 100 millones de pesetas es según nuestro principal mandatario “un deber”. Lo que no sabemos es para con quién se ha autoadjudicado Miguel Sanz el mentado deber, ya que lo que está claro es que los ciudadanos no le hemos pedido a nuestro gobierno que se convierta en un simple especulador de suelo. Especulador de suelo es aquel que compra a 41 y vende a 49, obteniendo de la jugada 8 y por tanto un porcentaje de beneficio del 19%. Ese beneficio –no se cansan de repetir- será destinado a aquello de lo que Vinsa no debiera haberse desviado: promover vivienda protegida. Y sin olvidar que los 41 a pagar a Salesianos para que Salesianos se mueva a Sarriguren saldrán rápido pero los 49 vete a saber si entran y cómo, estando como está la vivienda libre. Pero da igual: es un deber del Gobierno de Navarra arriesgar el dinero que no es suyo para operaciones de resultados inciertos y filosofía pura y duramente especulativa. Como un vulgar jugador de bolsa. Bueno, eso ya lo hace también.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Meda en la nariz que Sanz, siguiendo el modelo de González y Aznar, ya está preparando su jubilación como asesor. Lo que no sé es si de empresas constructoras o de Iberdrola.

Orundelico

10:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Si el mérito del candidato a la alcaldía de Pamplona es... ser urbanista! Si es que el urbanismo es lo más importante en un ayutamiento. Y si no de qué todos los partidos bisagra cambian voto por la comisión de urbanismo.

Por cierto, el otro día, el sr. Cangrejo fue a visitar a Tafalla un insti, y tuiteó:

"Estoy en Tafalla, y he visitado el IES y es lamentable. Mi compromiso es la construcción nueva de edificios".

Yo le dije que cuando se habla de invertir en educación se quiere decir invertir en personas, no en ladrillos, pero...

soyamaiur

12:02 p. m.  
Anonymous Güiki said...

Que buen rollo tiene Kukuxumusu con las instituciones navarras, ¿no? Otro encarguito que se lleva el vasco universal. Cosicas.

12:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En lo que tiene razón Sanz es que la operación es transparente. Especulación del suelo por parte de las Administraciones Públicas y arriesgar dinero público para favorecer a un centro privado. Justo lo que no deben hacer los poderes públicos; corrupción legal y de guante blanco, pero corrupción al fin.

4:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home