08 mayo 2011

Buzón

Mientras mi sobrino el pequeño nos cuenta, con cinco años, que él nació en un buzón y que su amigo Javier y él son los únicos que han nacido en un “buzón de la vida” y que en realidad el verdadero hijo de los que ahora son los padres de mi sobrino es Javier y que si él vive en casa con los padres de Javier es porque Javier prefiere estar en el buzón porque tiene jardín, mientras nos cuenta eso, mi sobrino el mayor, con 14 años, mira la tele y se parte de risa cuando Aída Nízar, llena de barro, grita a los cuatro vientos en conexión mundial –aquella que inaugurase Elvis en Aloha From Hawaii- que “la audiencia tiene la última palabra”. Él quiere que gane Aída el concurso ese en el que participan toda clase de ondarras que la vida televisiva ha ido acumulando en el último lustro, un listado de peña que si empiezas a sumar casi me salen la mitad de los nuevos parados que se han incorporado al INEM en los últimos dos años y medio. El elenco es tan variopinto como aterrador, aunque ellos y ellas ya han superado con creces la barrera psicológica de vale, vale, que se rían de mí, pero los euros a mi bolsillo. Veo entre ellos al mediofondista español con más clase de la historia y no me imagino a Sebastian Coe haciendo algo parecido en la BBC, aunque no soy quién para juzgar a nadie: algunos salen en la tele llenos de barro y otros viven un buzón con jardín. Lo que sí me tiene algo extrañado es que el pequeño es como si se tragara todos los capítulos de Iker Jiménez y el mayor la parrilla completa de Tele 5, mientras que el mediano solo ve cosas que tengan un balón o una pelota de por medio, con lo cual empiezo a creer que igual es cierto que nacieron los tres en un buzón y mi hermana en realidad solo tiene un hijo que se llama Javier. Y yo haciendo comida pa tres.

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

De la deficiente (o nula) interiorización de una norma: "(...)el concurso ÉSE (ese) en el que participan(...)".

Del despiste como norma: "(...) aunque no son QUIEN (quién) para juzgar (...)".

Jaime Bayly: "Redactar incorrectamente a propósito se me antoja un recurso legítimo en nuestros días de agitada búsqueda esa innovación (...) leprosa. Mas cuánto bien no haríamos al público si nos ciñéramos a unos mandamientos insoslayables, asimismo para los antedichos guacamayos azules de la literatura y el desconcierto".

6:33 a. m.  
Anonymous Milagros said...

Leo todas las mañanas que hay el blog de A La Contra, todo lo temprano que me obliga mi horario. Empiezo a estar un poco harta de tanta gente con mala educación y chulescos como Patzi Agurondo y otros que intervienen para corregir y darse aires, encima muchos demanera anonima. Vais a tener que enteraros que somo s muchos los que disfrutamos con los escritos de Jorge Nagore tal y como le salen, él también podemos considerarlo un maestro en lo que hace, es original, fresco y divertido. A mi no me importan detalles sin importancia que no importan a nadie que quiere pasar un rato agradable, tierno o de reflexión aguda. Yo les diría a estas personas que se vayan a opinar a otro sitio, que aqui no hacen ningun bien ni ninguna utilidad, porque a fin de cuentas a Jorge le sale como le sale y a muchos nos gusta así. Un beso desde la Rotxa.

6:56 a. m.  
Anonymous Miki said...

Grande Jorge!!!!

Un abrazote y ánimo!!!!!!!!!!

7:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pero qué les echas de comer a esos sobrinos, jaja?

9:25 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

estimada-o corrector-a: hecho (has psto son y era "soy", supongo que todos nos despistamos) y gracias de nuevo. Eso sí, creo que los dos tendríamos que dormir un poco más. Bayly, qué pereza me daba cuando se hizo famoso por su condición sexual, qué pereza. Pero tiene razón.
Milagros: gracias, pero no pasa nada, anónimo o conocido, en casos así no hay nada que decir, al menos por mi parte. Un abrazo.
Mikiiiii: calienta dedos para el 21. abrazo.
anónimo: varía, pero mucho, ja ja.

12:38 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

a este ordenata le van mal las "us", aviso, ja ja.

12:39 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

¿Y si mandas a los tres sobrinos a alguno de los concursos? Por lo menos te ahorrarías la comida.
Salud

9:20 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Me demandaría, con razón, el Defensor del Mayor.

9:29 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya, lo de corregir puede estar bien, pero en el escrito de anteayer era como para mandar al corrector a hacer...Espero que estés mejor Jorge.Cuando lees un texto así nos gustaría decirte algo que te aliviase como tú haces con nosotros.Espero que Cohen haya cogido tu corazón en sus manos y soplado suave suave...Muxu.

3:56 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Estoy bien, gracias, Cohen sopla muy bien y muy suave. Solo espero que lo haga igual de bien con quien lo necesita mucho más que yo.
abrazo.

11:11 p. m.  
Blogger Frasquito Castanyola said...

Lo de Reyes Estévez no tiene nombre. Podría justificarle diciendo eso de que los atletas cobran muy poco y ahora al retirarse necesita ingresos extra... Menos cobran muchos y no se venden de esa manera, de la Aída esa nadie espera nada más que eso que hace, igual que de los demás... Recuerdo que hace unos pocos años se presentó Mayte Zúñiga a este mismo concurso, y además ganó contra todo pronóstico.
Yo puedo decir que tuve la suerte de ver correr a Reyes Estévez desde sus principios, en las categorías inferiores, ganaba todo de calle, una figura del equipo de Atletismo de Cornellá, si no hubieran aparecido los Estopa años más tarde, hubiera sido este personaje el que hubiera colocado esta ciudad en el mapa. Como bien dices no imagino a Sebastian Coe haciendo nada de esto... Reyes mejor que se abra una tienda, como hacen la mayoría.

10:56 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home