30 abril 2011

El Profesor

Hermann Hesse, Oriana Fallaci cuando todavía no sabía que era Oriana Fallaci, John Fante, Gloria Fuertes, la Madre Teresa, Koprotkin, Tom Sharpe, la lista es interminable. Todos pueden valer en un momento dado como referente vital. Incluso El Maestro, claro. Sin embargo –y no recuerdo ya si esto se lo dije antes- mi único referente vital verdadero al 100%, la persona a la que no conozco a la que más le debo, la que más me ha hecho reír, pero muy de lejos, es Óscar Nebreda, que si hubiese nacido en Madrid y trabajado en Madrid y en lugar de irse de cervezas por el Raval se hubiese ido de terrazas por la Castellana estaría elevado hace décadas a la categoría de genio incontestable. Pero como pasa de todo eso, se limita a ser un genio incuestionable. Hace poco se jubiló y con él El Profesor Cojonciano, el único sociólogo que ha dado España, pero los medios de comunicación serios, los mismos que dedican horas y horas o páginas y páginas a dos palomos que se casan o a cualquier otra mindundez, no dijeron ni pío. Mejor. Hay amores que matan. Por todo ello me gustaría que hoy se acercaran algunos de ustedes a los numerosos actos que han organizado por segundo año consecutivo en el Condestable los fenómenos del Salón Internacional del Cómic de Navarra, esos seres raros que contra viento y marea han sido capaces de sacar de sus habituales reductos a artistas que siguen siendo considerados menores por instituciones, medios y hasta público. Si Óscar Nebreda tiene menos talento que Groucho Marx que venga el Ivá y lo vea. Tal vez yendo se pueda colaborar en que haya una tercera edición y una cuarta y alguna vez caiga por aquí ese señor gordo y con barba y le podamos dar unos cuantos besos en esos mocasines con las suelas llenas de servilletas de bar y millones de carcajadas.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ja.

3:05 a. m.  
Anonymous Harry Haller said...

Jordy, tu si que eres gracioso, no te suicides nunca; Es de cobardes

6:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home