13 mayo 2011

Conciencia

La cola permanente que se forma en la maquinita de reciclaje de la calle Ciudadela cada día me recuerda más a aquel legendario cuento La autopista del sur de Cortázar en el que se montaba un atasco enciclopédico a las afueras de París y los conductores se quedaban a vivir allí y se enamoraban y tenían hijos y morían y los enterraban y vuelta a empezar y no se movía un coche. Es inenarrable. Los de El Espejo, el estanco, la farmacia y la tienda de artículos de cuero están de un contento que no caben en sí de gozo. Años y años de chuparse obras para que en cuanto dejan la calle decente venga un Costeau del reciclaje y te endose en todo el morro un artefacto que convierte tu espacio vital más cercano en la campa de Woodstock después de que terminara su actuación Jimmi Hendrix. Ayer, amén de a unas 40 personas que ya empezaban a hacerse ojitos de puro horas que llevaban metidas allá, vi dos cajas de tamaño fácilmente de dos metros por dos con unas 400 botellas de plástico de litro y medio de leche Central Lechera Asturiana. El trailer que trajo la caja no lo vi, pero de otro modo no pudo llegar, porque además el mismo usuario ecológico tenía otra caja idéntica con unas 700 botellas de medio litro de agua, lo que hace 1.100 envases, lo que hace 12 entradas de cine, lo que hace unos 75 euros. Una puñetera orgía del pvc y el Bisfenol, con gente sacando envases de yogures, de latas de atún, partiendo las botellas por la mitad para obtener dos puntos en lugar de uno... Tremebundo. Supongo que a todo esto le llaman ‘revitalizar el Casco Antiguo’. Confío en que, cuando salga elegido concejal por Zizur, Javier Torrens, zizurtarra de toda la puta vida, se lleve la maquinita a la nueva sede de la Mancomunidad para pasmo de sus visitas. La conciencia empieza por uno mismo.

3 Comments:

Anonymous E. Dantés said...

Fatal, fatal, fatal me parece que un fans de Robby Dylan no sepa escribir correctamente el nombre de pila de Hendrix. Tanto ir de cultureta y de gurú y de interesante para pegar semejante derrapada. No sé por qué empiezo a pensar que Agurondo somos todos.

10:40 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

"cultureta, gurú, interesante", jesús, jesús, dame paciencia.

10:54 p. m.  
Blogger P said...

Oyes, mi amor, ¿se te ha ocurrido la parva que se puede montar en los próximos eventos fiesto alcohólicos del mes de julio, con los detritus del botellón arrojado por los buzones, y tal y tal? ¿Qué ocurrirá a esas delicadas tuberías soportando vidrios y latas a tutiplén? ¿O es que van a precintar los buzones como los traga monedas de la zona azul? ¿Ein, ein?

12:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home