18 septiembre 2011

Soy el otro


¿El Roberto Jiménez éste que dijo que estamos en la UCI económica es el mismo que hace unos 10 días se convirtió en presidente in pectore peludo de la UCI (Unión Ciclista Internacional subdivisión ¡Arriba Parias de la Tieeee-rra!) y nos va a traer la Vuelta a España para el año que viene por el módico precio de 1,3 millones de euros y una de rabas? ¿De dónde salió la Vuelta este año? Piensen, piensen. ¿Es el mismo, digo, o debo ingresar? Si tengo que ingresar, ingreso, si es que Marta Vera no ha decidido eliminar las camas y poner literas, claro. ¿Es tan bien el mismo que hace dos semanas dijo que Elena Torres, Consejera de Asuntos Sociales –mi abuela rechazó el puesto, que andaba muy ocupada limpiando los doraos- siente “pasión por los más desfavorecidos”? ¿Se refería a esa Elena Torres de los trajes estupendos –bueno, para ella- y los pases por peluquerías –supongo- que con la factura hago la compra mínimo para 10 días y sin faltarme de nada, se refería a esa misma Elena o era otra, alguien tiene fuego? Elena de Calcuta la vamos a llamar. Tengo un problema. Es el siguiente: no sé quién habla. Como canta el legendario Antonio Vega en Lucha de Gigantes: ¿o es que acaso hay alguien más aquí? Esto es, ¿este hombre es varios a la vez, pero en mayor medida que todos nosotros somos varios a la vez, tiene un asesor para cada uno de sus varios, se reúne consigo mismos alguna vez, tiene varios grupos sanguíneos, ponen bote todos cuando salen por ahí o paga Rita? A mi me gustaba más cuando solo era El Señor Cangrejo, que estaba en la oposición –jaja- y se limitaba a aprobar los presupuestos que ahora critica. El mundo era más fácil. Pero ahora, como tiene despacho propio, no le puedo llamar así. Aunque no sé, me lo pensaré. Le queda muy bien el mote. A todos sus yos. Vaya cisco.

2 Comments:

Anonymous Txandrios said...

En la UCI estamos nosotros, no ellos. Qué ya hemos visto publicados sus bienes. Zapirotes.
Salud

11:17 a. m.  
Anonymous Begaralf said...

También le puedes llamar " Roba-meriendas " ya que eso es lo que hacia cuando estaba interno,como yo, en los Paules. Era tan tonto que nos quería quitar esa merienda tan espartana (pan con quesito o con membrillo,etc) que nos daban allí. Menos mal que yo tenia un amigo de la barranca " Jusiebe " y lo ponía firme.

1:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home