22 septiembre 2011

Y ya


Hace muchos años –frente al pelotón de fusilamiento…- escribí un artículo gilipollas y dos aficionadas de Osasuna mandaron una Carta al Director poniéndome a caldo. Aprendí de aquello bien merecido casi todo lo que no se aprende recibiendo halagos. Hoy, si escribo un artículo gilipollas –costumbre que no me ha abandonado-, me pueden poner a caldo mujeres y hombres anónimos, que además aprovecharían para contar alguna intimidad de algún aludido en el artículo y lo harían con el beneplácito de este periódico en su edición digital y de absolutamente todos los periódicos que conozco. ¿Beneficios de esta dinámica? Ninguno, cero, niente. En el blog en el que por recomendación del anterior director de este periódico cuelgo los textos, esto también pasa, pero entran básicamente amigos y amigas y algún marciano, pero a fin de cuentas se tolera porque un anónimo jamás te puede enfadar, a lo sumo incordiar. Hace unos días hice un texto metiéndome con un anónimo pero ni por asomo el fondo del tema era ése, sino la impunidad y el show en el que se ha convertido la prensa digital. Antesdeayer decenas de periodistas retuitearon y colgaron una noticia errónea sobre Cruchaga y los foros y comentarios a la noticia se llenaron de vejaciones anónimas –lo de menos es si justas o no- a un tipo que va por la calle con su cara y su nombre, como vamos quienes escribimos. Entiendo el anonimato, pero jamás entenderé que seamos los propios medios los que pisoteamos nuestra escasa dignidad y los propios periodistas los que tenemos tanta urgencia por dar como cierto algo que puede hacer y de hecho ha hecho mucho daño. Hay que hacer algo y ya, porque sino nos vamos a tomar por culo y, como en aquella dura pero certera carta firmada con nombres y apellidos, con razón. Esto es una profesión, creo.

15 Comments:

Anonymous Soyamaiur said...

Hace ya mucho tiempo que nuestra profesión se ha ido a tomar por culo. La crisis además de financiera, económica, urbanística y todo ese rollo, es cultural, política, de ideales y de principios, y por supuestísimo, de periodismo.

Son pocos, poquísimos los periodistas que no se han prostituido, que no han tenido que comer caca, que no han titulado sabiendo que estaban mediomintiendo o mediodiciendolaverdad.

No sé qué es peor, si ser consciente de que se está siendo utilizado o militar en el poder.

Cuando en 'Caiga quien caiga' comenzaron a criticar a la oposición y a defender al poder se evidenció que la misión controladora del periodista había muerto. Y así... cienes y cienes de ejemplos.

El periodismo como oficio que se ejerce en un periódico, radio, revista o tv ya no existe. Tal vez algunos en algunos blog, tal vez, haya periodistas que hacen periodismo. -tienes algunos ejemplos en tu columna de blog (te falta Judith Torrea).

El RIP por el periodismo ya tiene moho.

10:26 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

jaja, me encanta lo optimista que eres: te equivocas, siento decírtelo, con lo de 'el periodismo que se ejerce en periódico, radio o tv ya no existe'. Mentira. Injusto. Fácil. Y no tengo tiempo para discutir. Y no hablo de mi. Hablo de muchos y muchas que se dejan los huevos y los ovarios en el empeño, pese a todo.
No me falta Judith Torrea. Me faltan miles que no salen en los medios ni reciben premios. No me hagas enfadar, que no me gusta, jaja.
sabes que te aprecio un montón y estoy de acuerdo en tu 99%, pero ese 1% es muuuuuy ancho y muy de verdad. Las experiencias propias no hacen la realidad, en nada.
beso.

11:56 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Creo en el periodista y en el anonimato. No confundir juntaletras de estomago agradecido lo uno y con falta de educación y cafrerio lo último. Salud

12:14 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

yo tb creo en eso, pero hay otra variante: hay periodistas de estómago normal -la inmensa mayoría, que no le meten langosta al estómago- y a los que por su sueldo se les exige socialmente algo que a otras profesiones en principio menos llamadas a relacionarse con la ética -no sé, uno que pone pladur- y que sin embargo tambien comen tan ricamente y en ocasiones más y mejor. Que claro que la base del periodismo es la ética y la verdad y todo eso, pero no veo que nadie se vaya abriendo las venas por ahí por currar en una cadena haciendo coches que atufan el planeta -por poner un ejemplo bobo y simple- y para empresas cuyos beneficios luego invierten -yo qué sé- en armas. en todas partes cuecen habas o deberían cocerlas, que una cosa es que nos guste esto al 100% y que sea vocacional o pasional y otra que tengamos que ser los únicos cabrones que traicionamos nuestros principios. Si nos los miramos todos, pues mejor.
voy a currar y a traicionarme un poco, jaja.
abrazo.

12:39 p. m.  
Anonymous Marciano 2.0 said...

El caso de Cruchaga no es de lo peor que ha pasado en el periodismo. Metida de gamba aparte en la sentencia, no hay nada falso en el copia pega que hicieron los medios. El daño se lo ha hecho el ex-Cruchi
Y yo estoy a favor del anonimato como herramienta de libertad. Otra cosa es que los individuos nos rilemos en ella volcando nuestras deyecciones en la red.
Es lo que tiene el ser humano. Uno inventa dinamita para hacer túneles y la peña la usa para petar al prójimo.
Abrazo, compadre

1:02 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Yo tb creo en el anonimato en la red, pero no los medios 'serios' -jaja- digitales. O hasta cierto punto. Y sí que Cruchi el 'daño' se lo hizo solo, pero lo de 'peón de albañil' multiplicó de salida el precio de su cabeza por 100.
abrazo, Padre Marciano, jaja.

1:34 p. m.  
Blogger Maite Esparza said...

Salvo a Nagore, creo que no conozco a nadie de los que dejáis comentarios. ¡Otra ventaja del anonimato! Yo también soy del gremio y he podido tener quinientas discusiones sobre la ética perdida del periodismo, la condición de mercenario, el poder de la empresa para la que cada cual trabaja y el de las empresas que insertan publicidad en ese medio, la enorme dificultad de permanecer al margen de todo eso, etc. etc. Trilladísimo todo.

Sigo pensando, y defenderé hasta el día que deje esto, y después quizá también, que hay profesionales que cada día intentan hacerlo bien, mantenerse en el filo del equilibrio, contrastar, ser respetuosos con las historias que cuentan y con quienes se las cuentan a la hora de transmitirlas, vamos, eso que se conoce como no faltar a la verdad. Hay días, incluso, que esos profesionales hasta van y lo consiguen. Y que además se creen ese intento de ser honestos en lo que cuentan y en cómo lo cuentan. ¿Que es una minoría? ¡Por supuesto! Pero está.

Y ahí voy contigo, Jorge, hay que joderse, pero parece que este es uno de los pocos gremios en los que si no desayunas Deontología Profesional todos los días eres un mierda y un vendido. El resto puede hacer lo que le salga de los huevos, que, oye, no importa tanto. Sobre todo porque no lo vemos, ni lo escuchamos ni lo leemos todos los días mientras desayunamos.

Claro que para los que ponemos cara, voz y firma recibir críticas va en el paquete, por supuesto. ¿Críticas sin sentido, demenciales y cobardes desde el anonimato? También. Ahí entra la inteligencia de cada uno para saber filtrar. Ahora... ¡Eso sí que es fácil, amigos!

2:05 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

tú eres una roja, no cuentas, jeje.
bs.
y plas y plas y plas.

2:09 p. m.  
Blogger Maite Esparza said...

Jaaajaja! Salud, compay! ;)

2:26 p. m.  
Blogger P said...

A ver si lo entiendo: Si la metedura de pata fué del tribunal, habría qeu darle leña al tribunal. Si con lo que le cuesta rectificar "oficialmente", cuando les da la gana salen al twitt a desfacer entuertos es para echarse a llorar. Si hay periodistas que todos los dias olisquean y mendigan información en los centros oficiales, es porque se han convertido en voceros de los dadores de subvenciones. Si no contrastan la información ni intentan hablar con los "afectados", es que se llevan la deontología con el hilo dental, sin importarles un pepino el derecho al honor, la imagen, y tal y tal de los demás. Al revés, como se cobra por palabra, si hay que rectificar mejor, otra página al bolsillo.
No todos los días salta el watergate, creo que tampoco se busca, y hay que pagar el pan a diario.
El tema de los anónimos es suprimible: en el blog está en las opciones de configuración. En los medios, si quieren, pueden filtrar; otra cosa es que interese.
Por lo demás, el cotilleo de la noticia de marras me trae al fresco. No creo que el desahogo de la gente sea lo fundamental, aunque te he de dar la razón en que tras el anonimato nos descontrolamos todos.

10:42 p. m.  
Blogger P said...

Darling: Un amigo me ha comentado que ha estado en la inauguración de la exposición de un gran pintor local en la casa de cultura de Villava: Miguel Angel Eugui.
Vi cuando expuso en la ciudadela y me impresionó e iré a ver esta cuando pasen las fiestas de Villava, que una ya no está para cruzarse con vacas. Como me dice que la exposición es magnífica, y yo le creo, abuso de tu blog para recomendártela y recomendarla. Perdóname por hacer publicidad.

10:47 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Conozco las opciones de configuración: no las pienso tocar -no sabes lo que me costó abrir la mierda esta, jaja. lo mismo hago un desfalco y paso de ir a la cárcel, aunque a Iribas le parezca que los presos querrían ir a la nueva mejor en diciembre que en enero-. cada uno que ponga lo que quiera, coño, mientras digan algo.
no voy a exposiciones de pintura: de pequeño hice pintura con Eslava y creo que es el único alumno en la Hª que ha echado -es broma-. Me aburro en las exposiciones. Sobremanera. Sé que es un defecto, pero es mío y le tengo cariño.

pd: el pdmo, como todo, es una cadena de confianza. ¿tú haces análisis de cada café de bar que te tomas? No creo. Pues viene siendo igual, aunque te doy la razón en que hay que contrastar si se puede todo -nostante, a todos nos vendría bien una semanita en un pdco local tragando mierda a 12.000 por hora. Vamos, que nos entenderíamos todos mejor si probamos varias profesiones-.

Voceros, olisquean, bla, bla y bla. ¿desahogo? En fin, la gente no se deshaoga: caga, directamente.

11:18 p. m.  
Blogger P said...

Darling: El ¡ay cagusto mai quedau! es un desahogo. Tienes razón: el análisis lo hago a posteriori, dependiendo de la reacción. Si ya te entiendo, que una conoce a gente de esa profesión. Por cierto, hoy venía un artículo de una charla de Cebrián, en la pg. 40 de El País, que no tiene desperdicio. Supongo que estará en la web, pero no sé el link.

12:02 a. m.  
Blogger P said...

Darling: ¿Por qué en la impresa sale en cursiva el palabro "recomendación"?. No es la primera vez que lo mencionas y queda como de que no te gusta lo del blog, que está forzado. Me hace sentir como si te estuviera haciendo trabajar, en lugar de disfrutar con la charla. No sé. Una es de natural muy suya.

12:25 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

jaja, no sufro con el blog, al revés, lo disfruto, pero la cursiva es sin más porque si el director en carne mortal te comenta que 'igual haces un blog, ¿no?' pues no es tanto un tiro al aire como en plena ceja, vamos, ya sabes, lo de que hay amores que matan y yo te lo cokmento pero tú sabrás. Eso sí, como tengo vinculados los comentarios a mi mail personal, hay días que si no me doy de arder es porque no encuentro el mechero, jaja.
abrazo.

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home