22 febrero 2012

Ya puestos


Ya puestos, como navarro –entendido como el que paga sus impuestos aquí, no como Nadal, que es mallorquín en el primer set y en el tie-break guipuzcoano al 1%-, me gustaría conocer la exacta profundidad de esta frase leída en el otro periódico local: el campeonísimo Induráin ya gozó de un trato de favor durante su vida deportiva en contraprestación de lo mucho que aportó a su tierra e hizo disfrutar a sus paisanos. Ojo, le admiré mucho y parece un tipo fantástico, pero por saber. Por saber qué clase de trato de favor era ese, porque yo también aporto mucho y hago disfrutar mucho. Y usted. Y su novio. Y su suegra. Y mi amigo Wendell. Y todos. Hay unos putos puntos de IRPF y punto pelota, ¿no? ¿O de qué estamos hablando aquí? No, por saber, por saber si es verdad eso de que quiero mucho a mi tierra y bla bla bla bla bla pero pagar lo que me toca que pague otro que a mi me da cosilla y no voy a ser yo el único lelo que gana más de 100 millones de pesetas al año y no busca un apañito. Es acojonante. Y más acojonante aún casi es leerlo como si tal cosa, como si el mero hecho de que fuese habitual le quitase un solo ápice de desvergüenza. Si no te gusta lo que te toca pagar, es que ganas mucho, muchísimo. Y gracias por hacernos disfrutar, pero igual nos viene bien para pagar médicos y maestras la parte que la ley dice que tienes que poner. Es lo que tiene la democracia. Dicen, claro. Y, ya de paso, que nos hagan una listita de campeonísimos y no tanto, de los del trato de favor. Una lista que supongo será larga. No es problema. Si hay que leer, se lee. Y otra de empresas, que ayer leí que no se dan tratos de favor fiscales, jajaja. Alguna gente quiere hacernos creer que vivimos en Disneylandia, donde todos somos puros y no hay impuestos y sí mucho campeón pero viva Navarra.

3 Comments:

Anonymous Txandrios said...

En el clavo. Y pensar que hay un tocho que supuestamente dice que todos somos iguales. Parece que ante el fi(a)sco, no.
Salud

9:16 a. m.  
Anonymous Marciano 2 said...

El problema, señor Nagore, es que a veces lo mejor es enemigo de lo bueno.
Quizás en aquellos años la Hacienda Foral "levantó el pie del pedal" contra Indurain para "pillar" algo antes que no cobrar nada si el campeón se hacía andorrano...
La disneylandia foral es fija discontinua, a veces.
Saludos

9:24 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Naranjas de la China, Marciano 2. Si no se hacen distingos con quienes lo están pasando fatal, no entiendo por qué han de tener un trato privilegiado los que más ganan. ¿Que quieren establecerse en Liechtenstein? De acuerdo, pero que entonces compitan con esa selección y se traigan a la hinchada de allá. Es muy propio de estos ricachones: su patriotismo es inversamente proporcional al pastón que se levantan.

Orundelico

10:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home