03 marzo 2012

Fiebre


Ayer mi sobrino Juan y yo llegamos a la sabia conclusión, mientras él trataba de que un globo se pegase al techo él solo y yo le decía que de qué estaba él tan moreno y él me contestaba que de la nieve, de que los dos tenemos más pelo que culo. Como mi madre y su abuela nos ha prohibido que nos lo cortemos y somos muy bien mandaos, el espectáculo es surrealista y cuando finalmente pasemos por la tijera –a recortarnos las puntas, recuerda, compa- tendremos para varios cojines. Juan, además, tenía fiebre, pero no mucha, pero para las nueve ya estaba vestido con ropa de calle, algo que no comprendo pero que igual tiene que ver con que se piensa que van a ir a su casa los del Nuevo Estilo a sacar fotos y quiere estar presentable. Hace poco nos dijo que ni soñáramos que él iba a salir a la calle con pantalones de vestir y deportivas, que a ver qué nos habíamos creído. Llegarás lejos. Pero vuelve. El caso es que andábamos en esas cuando sonó el teléfono y por supuesto cogió él, que una cosa es estar malo y no ir al cole y otra abandonarte a tu suerte con seis años. Le ofrecieron una nueva tarifa de Jazztel, la siguiente llamada fue para ver si le interesaba contratar gas ciudad, la tercera por si conocía las ventajas de unir telefonía fija y ADSL y ya la cuarta no cogió porque estábamos haciendo un zumo. Como es lógico, les dijo a todos que no había nadie adulto en casa –aunque me miraba como pidiendo perdón- y que a ver si a ellos también les había “entrado la fiebre”. Posteriormente, llenó el cuarto de estar de dibujos pegados con cellos y se separaba del conjunto para mirarlo. Eran todo anillos pintados con témperas de colores. Comestible del todo, se giró, se sonrío y juro que con el zumo en la mano dijo esto: la gente, ¿por qué no se mete en su vida? Y saber…

2 Comments:

Anonymous nerea said...

Grande tu sobrino!! Casi tanto como el tio...

1:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tio Jorge, que no son anillos de colores que son aros olimpicos que significan los continentes.
De JUAN

6:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home