02 mayo 2012

Qué quieres


Como una moto. Se pone loca, da igual el campo al que se refiera el hecho en sí. Le mencionó a mi abuela que somos los que más en algo y le cambia la cara, deja de contar coches y de preguntarme cada diez minutos qué pasa con el del primero –le tiene mártir el tema- y de preguntarme a ver cuándo viene mi hermano para que le pregunte si él cree que se va a acabar el petróleo –se ve que como yo no me saqué el carnet no se fía de mi en el campo de la automoción, que queda para mi hermano, que sigue andando, el tío- y sale al balcón y tira más migas a las palomas. Y mi tía se enfada, porque las palomas cagar cagan. Y le joden las flores, a las que ella echa, sin complejo alguno, la ceniza de los cigarros: porque es buena. Entonces vuelve a entrar, me cuenta que qué barbaridad de coches que bajan, qué a ver qué pasa con el del primero y que a ver qué es eso en lo que somos los primeros. Le contesto que somos a los que más nos ha bajado el PIB. Y tan contenta. Porque a ver cómo le explico yo que el PIB no es una cosa mala que suba, que no es como la tensión o el azúcar. Explícaselo. A mi abuela y a cualquiera, claro, porque eso no hay Dios que lo entienda. La misma consejera Goicoechea hasta hace una semana no lo debía de entender. O Miranda. O Sanz y Taberna y Barcina, que todos ellos dijeron que esto ya estaba superado. Así que como para que lo entienda mi abuela, que es mucho más inteligente y por eso duda tanto y ha llegado a donde ha llegao. Luego me cuenta que también somos los que más donamos, ya sea órganos o en las iglesias. Lo de las iglesias es su tema. Ahí es infranqueable, no se le pasa una. Me pregunta por el del primero. Yo creo que se gusta de él. Le digo que se murió. A esta edad qué quieres, me dice. Nada, abu, que sigas celebrando todo. Hasta las bajadas.

9 Comments:

Anonymous Soyamaiur said...

Grande.

... y ahora habrá que pagar por dejar el coche a las 7 de mañana cuando coges un tren para ir a trabajar. Porque cuando lo pillas de vacaciones, por lo general, a la estación no vas en coche. Si dejas el coche es para cogerlo a la vuelta el mismo día, después de 12 horas de trabajo.

Porque lo de pillar taxi en la estación de tren es de valientes o forofos.

Llegué el viernes pasado, yo, y cientos de viajeros más en el tren de Barcelona. Ya saben: puente. Pero los taxistas no estaban esperando al pasaje.

Así que decidí, yo y decenas de viajeros más coger la villavesa. En la Mancomunidad tampoco deben saber el horario de trenes. 20 minutos le costó llegar a la 9. La otra, ni lo sé.

Me costó una hora y cuarto llegar a mi casa. Dos horas de Zaragoza a Pamplona; hora y cuarto de Pamplona a Pamplona. Fantástico.

Y ahora van a poner de pago el poder dejar el coche en la estación de tren.

Quienes nos gobiernan son unos mierdas. Como a ellos les lleva el chófer.

10:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario no va sobre tu artículo de hoy. Es una simple sugerencia. Podrías escibir sobre cómo se van a quedar los inmigrantes con las nuevas medidas sanitarias. ¿Solo van a ser atendidos de urgencias y si corren riesgo vital? ¿Qué pasa con los crónicos,gente con diabetes, tuberculosis, sida, cardiópatas, etc, que necesitan un seguimiento contínuo?
Moralmente, todos los profesionales sanitarios tienen el deber de atender a todo el que lo necesite. El acceso al sistema sanitario es un derecho universal para todos. Es de sentido común.
Gracias por leer.

11:56 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Beso, Amaiur.
Anónimo: es tan de sentido común que resulta casi ridículo tener que pensarlo, decirlo o escribirlo. Ya veremos. Gracias.

12:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pensarlo o decirlo te puede parecer todo lo ridículo que tú quieras, pero si te dieras una vuelta por el antiguo Solchaga, Conde Oliveto o PV, verías en los pasillos mucha gente de fuera que tiene problemas reales y serios, y que no se les puede decir que no se les va a ver. No es cuestión de ser o no ser hermanas de la caridad. Es sólo cuestión de ética y moral. Es una auténtica barbaridad lo que se pretende. Y era una sugerencia que creía que bien merecía una columna.

8:16 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Tu sugerencia es espléndida y te la agradezco mucho, no te enfades, tal y como creo adivinar de tu mensaje. Claro que es una cuestión de ética y moral. Con lo de ridículo me refería a que me resulta como escribir 'no mates, no robes a quien no tiene' y cosas así, a eso me refería. Algo tan lógico que me resulta ridículo poner en una columna que hay que atender a todo el mundo sea quien sea, venga de donde venga, haga lo que haga, gane lo que gane, coma lo que coma. No me haca falta darme una vuelta, aunque te lo agradezco. A veces espero para escribir sobre algo para ver por dónde salen antes los que deciden. Y una vez que la cagan -como lo ha hecho UPn diciendo que habrá efecto llamada- piens si merece la pena. Vamos, si es práctico o no es práctico. Lo de menos es lo que escriba yo. Y a veces escribir produce el efecto contrario al que buscas. Si es que lo buscas. Creo que me explico. Pero a veces no lo provoca. esa es la duda. Por eso escribir es fácil. La cosa es de qué y cómo.
Gracias, en serio. Tengo aún margen este año. Dame tiempo.

8:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias. Sagrario.

8:44 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

A ti.

8:55 p. m.  
Blogger Penny Lane said...

Ja ja ja, ¡muy bueno!

11:14 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

jeje, beso.

11:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home