26 abril 2012

Rosario


¡¡¡Devueeeeeeélveme el rosario de mi madreeeeee y quédate con todo lo demaaaaaás, lo tuyo te lo envío cualquier tardeeeeee, no quiero que me veas nunca máaaaaas!!! ¡Qué bonito y cómo cantábamos eso mi madre y yo a pecho hinchao en el Gayarre una noche que fue salir de aquella de convención de madres y el mendas de ver a la eterna María Dolores Pradera y al Barça le eliminó el CSKA de Moscú –aquello eran dolores, aquello, carasdehaba, jeje-. Es que fue leer a María Dolores Barcina  y su “habrá un rosario de buenas noticias” y venírseme la cosa entera a la cabeza, todo un torrente de imágenes y letras desquiciante. Esto lo soltó el viernes y desde el lunes no han parado los monaguillos de Salud y Educación de anunciar hachazos y ayer el coajutor –así llama mi abuela a alguien que hace algo en las misas a las que va. No sé qué es lo que hace, pero le llama el coajutor- Miranda anuncia que el Presupuesto se va a tener que recortar otros 54 millones. Y también que es probable que “entraremos en recesión”. Recesión será un bar, porque jodidos hace años que estamos. Goicoechea dijo el lunes que no, que no entrábamos. Jiji, es guay, estamos en manos de unos veletas de preocupar. Desde la ventana de mi abuela se ve una veleta, la que corona la casa que un tal Uranga –una VPO- donó a Burlada y tal. Llevo viendo esa veleta toda mi vida y sigo sin comprender cómo funciona, aunque mi abuela me asegura que es por el viento, pero juro que en días sin viento la he visto moverse. Dice El Maestro que no necesitas al hombre del tiempo para saber en qué dirección va el viento. Cada vez está más claro que no necesitamos a estos, que no saben por dónde va, ni por dónde irá. Y, por favor, devolvernos el rosario. Cualquier tarde os mandamos la declaración, tranquilos. ¡Mira, abu, se mueve!


3 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Como el rosario de la Aurora, es lo que su subconsciente le ha deslizado. Aquí los de abajo es el único rosario que conocemos. Pero el colmo es ese parlamentario nº 51. El que representa a los ciudadanos. Hay va la hostia!, y yo que pensaba que esa era la función de los otros 50!. ¿A quién representan, pues?. Por fín descaradamente lo han reconocido sin la menor verguenza. Y todos de acuerdo. Ninguno ha sido lo suficientemente sagaz para abstenerse al menos. Gentuza, parasitos.
Salud
P.D.: este comentario ya lo hice el otro día pero hoy viene como anillo al dedo.

11:14 a. m.  
Anonymous Marian said...

Tanto tiempo para hablar contigo y al final hoy me lanzo. Para recriminarte, "o algo así" donde cometas que el palacio de Uranga nos lo regaló el señor en cuestión a los campaneros. No fué así. Lo compramos, pagando una pasta gansa, estando de alcaldesa Pilar Aramburo. Si te parece rectificas. Te lo agradecería. Agur. Marian

8:13 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Oido cocina, Marian, a ver qué día encaja la rectificación y la meto. Gracias.

12:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home