28 septiembre 2012

Bucle


Tengo amigos que al ver algo escrito en euskera comienzan a decir chorrada tras chorrada a cada cual más estúpida y, por puro ahorro de energía, te callas. Tengo amigos que al ver u oír algo relacionado con España comienzan a decir chorrada tras chorrada a cada cual más tópica y rancia y, por puro ahorro de energía, te callas. Te callas tras mucho haber hablado y haber comprobado que semejantes taras –algunas edificadas sobre alguna base, otras ni siquiera eso- son incomprensibles para ti, habida cuenta de que ya son mayorcitos, en general buena gente que atravesaría Groenlandia en pelotas por ir a echarte una mano, pero que, en resumen, no están dispuestos ninguno a que les entre absolutamente ni una sola nueva idea, dato o sensación en la cabeza. Ante ese muro de comodidad ajena, no se puede pelear y hay que mantener el tipo, siempre y cuando, por supuesto, lo que uno oye no rebase ciertos límites. Toda esa gente vive en la misma ciudad, pisa las mismas calles, incluso se habrán emborrachado juntos, abrazado y hasta besado. De compartimentos completamente estancos como estos está forjada de momento a fuego esta sociedad tan putrefacta a ratos, a ratos asquerosos a más no poder como los que se vivieron el miércoles y en los que, una vez más, lo mejor de cada casa se dio cita para cargarse una demostración de hastío y, por el contrario, armar hasta los dientes a quienes dicen pretender combatir. Esto te lo enfoca un marciano desde arriba, lo analizan unos marcianitos de 4 años mientras se desayunan sus krispis de kryptonita –también las miles de horas invertidas por miles de ciudadanos en cruzar mensajes, sms, mails, tuits y textos hablados y escritos- y el diagnóstico es claro: ahí yo no bajo, vámonos a otra parte. Nos queda tanto para ser atractivos que les entiendo.

3 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Figurate si lo que enfocan es un compendio de los 4 últimos años de sesiones de un parlamento cualquiera, pongamos el navarro que p'a eso lo sufrimos. Pues se van cagando leches a 4000 años luz de aquí. Lo que no tengo tan claro es si el parlamento es un reflejo de la sociedad o la sociedad del parlamento. Vamos que es dificil saber cual es el espejo y quién la bruja, más que todo p'a pegarle una pedrada a la bruja.
Salud

10:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jorge eres un campeón, casi siempre estoy de acuerdo con lo que escribes y me encanta el estilo surreal que imprimes a tus textos a veces.
Hoy he leído tu texto en la cáfe del insti y he subido a todo correr, pintxo de tortilla de txistorra en mano a colgarlo en facebook.

Pues eso, una diversión leerte.
Besarkada bat.

11:55 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ei k pasa y tal.
Van Morrison- Astral Weeks.
K dices de eso?
Arrr marinero.

12:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home