21 septiembre 2012

Sangre


No hay dinero, dice Goicoechea. Como no hay, hay que ingresar más. Esto lo entiendo hasta yo. Lo de gastar menos hace tiempo que nos lo explicaron. También se entiende bien. Y lo notas. Por ejemplo, cuando falta personal para atender a alguien y a pesar de su profesionalidad el exceso de trabajo hace que a una persona le den una pastilla a la 1 de la mañana – y la despierten- cuando se la tenían que haber dado a las 10 de la noche. O cuando tu hijo tiene que ir andando al colegio, como Gebrsselassie, porque no hay para autobús, mientras le das 3.000 euros al año a alguien para que lleve a su hijo a otro cole sin mirar si ese en concreto tiene o no ingresos de sobra y lleva a su hijo en un monovolumen de 60.000 euros. O cuando te quitan la renta básica. Dice que igual hay que tomar medidas impopulares. No te preocupes. Mientras no sean impopulares más que para los de siempre, todo irá bien. Mientras tanto podemos subvencionar otra vez el cambio de calderas de agua sin distinguir tampoco al que calienta agua del que calienta Möet Chandon. Tampoco te molestes en eso que dijiste ayer de una reforma fiscal con un reparto más equitativo. No. Eso sería injusto, de personas. Y ya sabemos que éstas deben de estar al servicio de la economía y no al revés. Además de que igual echa a perder la campaña de la Cámara de Comercio e Industria -Tu objetivo: Alemania-. Podríamos mandar allá a todos esos de los que Iribas dudó que fueran universitarios o estudiantes, por sus “pintas”. Por cierto, Iribas, sí, era yo el domingo –ni se imagina la cantidad de ojos que tengo-. Mal partido, ¿verdad? O, mejor aún, le damos el presupuesto entero a Pegenaute y en una semana nos saca unos retornos directos de esos suyos. Pay In Blood (Bob Dylan): pagaré en sangre, pero no con la mía.

15 Comments:

Anonymous Txandrios said...

¡Qué curioso, uno de los mejores fisicoquímicos que conozco lleva el pelo hasta las caderas y pendientes que quisiera Pedro Bueno de muestrario!, siempre de negro camisetero. Y los más sinvergüenzas, siempre trajeados y alguno con gafas y pinta de curilla.
Salud

10:22 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Con todo el cariño Jorge, equivocas el tiro.

El despilfarro del gasto público no está en su democratización. Tal vez no te parezca justo que a una persona con dinero le corresponda en lo básico el mismo trato que a una persona sin dinero, pero eso es la democracia. Un voto de un indocumentado, que lo justo entiende el mensaje de los de Sálvame y lleva dos décadas fumando porros en una herriko vale lo mismo que un leído, reflexivo y crítico ciudadano que ha levantado una empresa en la que sus diez trabajadores reciben un sueldo digno. Lo mismo.

La del monovolumen de 6.000 euros tiene derecho al concierto. Si cambia la ley (y sobre todo cambia la educación pública) diré lo contrario, pero por ahora el argumento de si tiene dinero no puede beneficiarse de la proporción de gasto en educación que no está utilizando por no ir a una escuela pública es falaz.

Yo no llevo a mis M&M a una escuela pública porque la que me tocaba estaba ‘tomada’ por una apyma muy activa y luchadora pro euskera y mira, yo aspiro a que mis hijos estudien en Berkeley, vivan en China, se enamoren en Sydney y lean a Borges. Y sí, creo que esto es incompatible si en su entorno educativo están todo el día con la matraca de la lengua legítima y el Estado opresor. Y el derecho a la educación es tan básico con el de la salud. Y mis hijos crecían y tenía que buscar un colegio. Y el público no me servía. Y gracias al concierto puedo llevarles (en un coche que tiene en la matrícula la NA y no desentona en el patio) a un colegio que no es la bomba, pero al menos se centran en las matemáticas y la física. Y sus profesores anteponen los derechos de sus alumnos a los suyos. Esto último es así, aunque escueza.

Para lo que no hay dinero, por terminar, es para mantener el chiringuito que tienen montado a oligarquía que ha secuestrado la democracia. Los que están sentados en los bancos azules y los de los rojos. Que todos juntos nos han conducido hasta aquí. ¡Que todos se sentaban en el consejo de la CAN y viajan en primera (antes de la cortinita) porque no queda más remedio!

No nos equivoquemos. La grandísima mayoría somos clase media. La del monovolumen también, aunque tenga más posibles. Ellos quieren que nos peleemos entre nosotros. Entre los funcionarios y los autónomos, entre los directivos con traje de Cortefiel y los obreros de turno. Y no. Todos somos iguales. Nosotros no somos el problema. Nosotros no somos enemigos.

(He vuelto habladora, prometo no escribir en una semana).

10:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que Soyamaiur tiene razón. No creo que la clase media sea el problema, juegan a dividirnos, cuando la aspiración de cualquier país avanzado que se precie de serlo es conseguir que la gran mayoría de la población sea clase media, eliminando de su sistema la élite y la pobreza.

11:51 a. m.  
Anonymous Marciano 2 said...

En mi esquizofrenia intelectual aguda estoy de acuerdo con Soyamaiur y algo en contra...¡A la vez!
El principal deber que tiene un ser humano es con sus hijos y no debe escatimar nada que, en conciencia, le parezca conveniente. Y sí, la educación pública está mal por una serie de causas que se retroalimentan. Y está peor porque la clase media, que es quien deber darle presencia y por tanto calidad, la ha abandonado. Y eso no sé si es responsable pensando en el futuro de nuestra sociedad, que es no es otra cosa que lo que encontrarán nuestros hijos.
En lo de dividirnos te doy la razón a medias. Esa división parte de la condición humana que por sistema intenta que el palo que le viene se lo den al vecino.

(Yo te pido que sigas habladora y no esperes una semana en responderle al señor Nagore)

2:14 p. m.  
Anonymous Eva said...

Pues yo creo que Jorge no equivoca el tiro. En mi opinión solo deberían concertarse las plazas necesarias en las zonas necesarias, ni una más. No es normal que existan aulas públicas muy por debajo del ratio y aulas concertadas muy por encima. El resto del dinero, para la educación pública, para que sea la mejor. El acceso a la concertada no es igualitario cuando todos estos colegios dan un punto por antiguos alumnos que ya es un filtro muy importante porque implica que solamente puedan acceder a ellos hijos de padres que ya de nacimiento tenían una posición desahogada (recordad que antes no existían conciertos y las cuotras eran altísimas). El sistema actual perpetúa, e incluso agranda las desigualdades.
Respecto a lo de las APYMAS de los centros en euskera, todos tenemos la oportunidad de entrar en ellas y luchar por cambiar (si queremos anular) el proselitismo ideológico del centro.
Otra cosa es que también haya que cambiar muchas cosas en el funcionariado en general, profesores incluidos.
Saludicos

2:15 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Soyamaiur, no he oido tal cantidad de topicazos (la mayoría, por cierto, falsos) desde que Barcina no es major del cityhall. Y la clase media no existe. Es un invento de los mercados. Existe la clase trabajadora, es decir la que necesita trabajar para vivir. La otra es la que vive de nuestro trabajo. Y ahora, en la última decada, ha aflorado la clase política. Verdaderos parásitos. Por si no te has enterado, son los "leído, reflexivo y crítico ciudadano que ha levantado una empresa" los que más coca consumen del estado. Y los stajanovistas del modelo D los que más salen al extranjero a completar sus estudios. Estadísticas, my friend.
Salud

2:24 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

yo os contesto otro día, que estoy algo cansao, pero os agradezco sobre todo que discrepéis conmigo, aunque no os haya leído. lo haré, en serio.

2:52 p. m.  
Anonymous Belostenny said...

No seré yo quien interprete al columnista, pero Nagore ha defendido varias veces la eliminación de la concertada, es decir, que fuera todo escuela pública, sólo que tiene esa faltica contra los coles del PUS, pero no se la tengais en cuenta.
Lo que no dice Nagore es como se pagaría esa escuela TODA pública, porque los modelos escandinavos sirven para personas escandinavas, pero es que aquí tenemos funcionarios en educación que pelean a brazo partido por imponer el horario de mañana, es decir, para que nuestros hijos aspiren también al horario del funcionario y luego paguemos en cash las extraescolares.
Que yo mantengo que lo que se financia con dinero público en más del ¿75%?, es tan público como el servicio en el que trabajan funcionarios, hay quien no estará de acuerdo en ese modelo, pero yo mantengo que es más eficiente.
Y estoy de acuerdo con sonyamaiur en que es tan nociva la matraka ideológica de algunos centros como la separación por sexos. Si mi hijo de cole público viniera con la bandera de España pintada como trabajo manual de clase, lo saco de ahí eal día siguiente...

3:33 p. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Txandrios, me has tocado y matado. Yo no te equipararía con Maiorga o Robertico, o cualquier otro de esos secuaces.Pensaba que estábamos en el mismo barco, o al menos no íbamos a emprenderla entre los remeros. Un lástima. A lo demás, como los consideras tópicos, ni te contesto.

3:35 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Yo no equiparo personas, sino lo que dicen. Y yo estoy en mi barco y no obligo a nadie a remar conmigo o contra mi. Pero en lo social y que nos involucra a todos rememos hacia donde rememos, el jodido colega este nuestro tiene más razón que un santo. A saber: "Mientras no sean impopulares más que para los de siempre, todo irá bien." Es el quiz de la cuestión. Que parece que el personal se va por los cerros de nosedonde a nosequé. ¡ Qué estos políticos siempre nos joden a los de abajo!.
Salud

4:12 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Decía Cortázar que le admiraban las personas que tenían varias ideas y las podían unir en algo elaborado y que resultara un mensaje claro. Que él no sabía. Salvando millones de distancias, yo tampoco, pero os digo:
- un tipo con un monovolumen de 60.000 euros y yo no somos de la misma clase, te lo puedo asegurar. No digo que yo sea mejor, seguramente soy más bobo, vago, inepto y cabrón, pero no somos de la misma clase. Comparar un voto una persona con un sueldo unos derechos no es igual.
- a mi las matrakas ideológicas de los coles me parecen deleznables, pero comparar eso con que tu niño no sea amiga de una niña en 10 años o no se enamore en clase o no juegue con que le den la matraka me parece aberrante. Es una comparación aberrante, por lo exagerada.
- la educación concertada ahorra al año millones de euros a todos. Cierto. Yo lo veo al revés. Me cuesta pasta. Si el estado invirtiera todo ese dinero en años y años y años y años a ver cómo nos lucía el pelo. Y el que quiera matraka ideológica, misas y rezos, que se la pague entera, así tenga pa monovolumen o no.
- el tema de las funcionarios y el horario de mañana es otra de tus especialidades, Belos, jeje: hablar de asuntos paralelos. Que sí. Y en algo estoy de acuerdo: nunca seremos escandinavos. En nada. Para bien y para mal.
abrazos y gracias por vuestros esfuerzos, porque se aprende mucho. En serio.
El utopías.
jeje.

6:07 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Ah: y nos dividimos solos. Nos bastamos.

6:08 p. m.  
Anonymous Tubbs said...

Estoy de acuerdo en la afirmación de que no hay dinero para todo. Sé de primera mano que la empresa para la que trabajo ha bajado su contribución via impuestos un 80% por la brutal bajada de la actividad económica de los últimos ejercicios.
Si ésto ocurre en una gran parte de los negocios pues tenemos un problema económico y de los gordos. Y no hablo de derrochar como se ha hecho, en fusiones bancarias, inversiones públicas descabelladas o sueldos y gastos inútiles fuera de toda norma. Pagar los costes de servicios necesarios y hasta ahora gratuitos o subvencionados no será posible.
Me gustaría conocer al detalle las cifras REALES de ingresos/gastos de los entes públicos para luego opinar con propiedad.
De todos modos, damos por supuesto el déficit y con pinta de no cambiar ni a corto ni a medio plazo. ¿Por dónde metemos mano?. Aquí nadie queremos ceder ni un metro de lo nuestro. Y yo el primero.
No soy capaz de valorar el tema de la educación porque mi infancia queda tan lejos que no me acuerdo y no tengo hijos que escolarizar.
Sé de oídas que hay colegios públicos con una raya en el patio para que no se mezclen los alumnos de euskera/castellano. No me gustan las divisiones, ni por sexos, ni por lenguas ni por colores.
Mi único contacto con la enseñanza es la Escuela de Idiomas. Un curso de cualquier idioma cuesta anualmente 130 euros (si no eres funcionario o familia numerosa). ¿Cuánto cuesta una academia privada de cualquier lengua que además no te ofrece ningún título oficial a cambio?. Si conociésemos el coste por alumno de dicha escuela quizás tendríamos una idea distinta de las virtudes/defectos de la educación pública.
Tenemos TODOS mucho que reflexionar. Siento el tocho Nagorefrauca. Modérame si gustas.

6:42 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Que te jodan, niger, eso de moderar. y talmente de acuerdo, con tó. me acabo de acordar que no te he mandao sms, jajaja. Nos han dao puerta. jejejeje. Mañana igual t ñamo, porque igual a la tarde-noche damos vuelta de campana con kutxufo y quien se apunte. luego te aviso. beso.

7:04 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Mientras que unos anteponemos ideales, principios o como querais llamarlos. Otros anteponen intereses y siempre están unidos, y encima nuestra, jodiendonos ahora. Con educación y pinta de curillas eso si.
Salud

10:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home