29 noviembre 2012

Es urgente


Nieve, es urgente que nieve, que nieve mucho, que nieve días y que nieve noches, arriba y abajo, en la ciudad, en el monte. Necesitamos nieve, blanca, suave, lenta, gorda, fría. La necesitamos. Para que huela como huele cuando la nieve está cerca, para que los coches tengan miedo de salir de sus garajes y las avenidas y las aceras se conviertan en un único escenario igual para todos. Es urgente que nieve y que cuaje y nos cuaje, gracias a ese silencio mullido que regala la nieve, y al miedo que también nos entra a los caminantes y que hace que, ya sea por temor a resbalarnos, a enfriarnos o a mojarnos, nos obliguemos a hacer menos cosas cada día, cosas de esas que si te paras en mitad de cualquier parte rodeado del blanco y dejas que alguien en tu interior piense por ti un minuto te das cuenta que no sirven para nada, que te agobian inútilmente, que no te aportan más que prisa, tensión, insatisfacción y problemas. De esas tenemos todos muchas y, sinceramente, ¿de qué sirven? Solo generan ruido, mucho más movimiento del que somos capaces de asimilar y, sobre todo, nos quitan el tiempo. Y solo somos tiempo. Para estar en casa viendo nevar y subir un grado la calefacción aún sabiendo que con ese gesto sube nuestra temperatura y la cotización de las eléctricas, para ver con calma el informativo en el que cuentan que están inyectando nuestra sangre en los bancos como Bankia y hay sangre en la nieve en Santesteban, para leer en la prensa qué ilustres y brillantes empresarios y emprendedores ocupan los consejos de administración de nuestras cajas, para ver a qué hora echan hoy La Voz, para aburrirnos tanto que estemos deseando que deje de nevar para salir a seguir haciendo lo de antes. La nieve es una falsa, crea espejismos. Granizo, es urgente que granice.


3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me ha encantado y me ha recordado que tengo pendiente de leer "Elogio de la lentitud". Para un día de nieve...
Gracias

5:26 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Siempre me han encantado las tormentas, las truenos, los relámpagos y rayos. Limpian, descargan de tensiones. Me hacen sentirme súmamente tranquilo.
Salud

10:15 p. m.  
Anonymous Txokoto said...

Si se pudiese concentrar la granizada en determinadas personas,si,que granice y de lo lindo

1:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home