03 mayo 2006


Prensa deportiva

Es práctica extendida en el periodismo. Uno termina la carrera y, si es de provincias, ya sea de Cuenca o de Chinchón o de Alpedrete o de Pamplona, se pira a Madrid a hacer fortuna como antes el personal se iba a por oro a Klondike. Y entra en un periódico que vende el que más y su madre va por el pueblo diciendo que su niño le trabaja en el Marca. ¡Y una leche, señora!. La que trabaja en el Marca es usted, que es la que le paga al niño la habitación, el condumio y esos Celtas que se ha puesto a fumar para creer que está a la altura, toda vez que con lo que cobra en el Marca, como en otros muchos sitios, su niño justo tiene para esas cervezas de las tres de la mañana que tanto se dan en las redacciones de deportes y para unos condones si el niño tiene suerte y porte. Y el niño crece y, vaya usted a saber el motivo, le mandan escribir sobre el equipo de la capital, ése al que de pequeño a nuestro protagonista ni le iba ni le venía, y el niño se va creciendo como se crecen los que piensan que son algo por escribir en un periódico o presentar un telediario o hablar por la radio y va como medio metro por encima del suelo bien ufano y hablando, en el caso que nos ocupa, de los de Pamplona como no se habla de los extremistas chechenos, no por tener nada contra los extremistas chechenos sino porque que hay que tener contenta a la hinchada, al consejo de administración y al presidente o ex presidente del club, que mira máma que me puso el 1.000 en la lista de la VPO cuando yo estaba el 12.000, máma. Y la máma va por el pueblo diciendo que su niño le trabaja en el Marca o que le presenta los deportes en Antena 3 o le habla por las noches en la Ser. Pues muy bien señora, que nos alegramos y que sea por muchos años y que usted lo disfrute y que recuerdos a su hijo. De nuestras partes.

14 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Lo que escribes, ¿es por alguien en concreto?

9:53 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Eso me pregunto yo.Supongo que no lo dirás pero seguro que le conoces...Y tienes toda la razon.

1:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo, al margen de si lo conoce o no, de si todo es cierto o solo partes, me quedo con la enorme verdad que encierra el artículo: que hay mucho lameculos que no se corta a la hora de poner a parir a los demás si en eso le va el sueldo.

1:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Quién me recomienda un bar en lo viejo para ver el partido de hoy de Osasuna? Que haya ambientillo, claro.

3:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

el casa flores, el maisonave, el casino, el gaucho

4:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues creo que, una vez más, tienes razón. El periodismo tiene un atractivo enorme para los jóvenes. Pero, ocurre como en otras profesiones, que existe una desorbitada saturación. Sólo una minoría de los que han conseguido la graduación conseguirán ejercer como profesionales. El resto "a brujulear", hasta acomodarse quién sabe dónde. Como siempre, "los rebeldes" lo tienen más difícil que "los dóciles". Yo desde luego, me quedo con "los rebeldes".

A pesar de lo dicho, la profesión del periodismo, aunque yo soy muy mayor, me sigue pareciendo apasionante. ¡Suerte a todos!

6:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

AUPA OSASUNA!!!. HOY ME QUEDO FIJO A ESCUCHAR EL LARGUERO Y VER CÓMO J.R. de la Morena SE INTOXICA CON SU PROPIO VENENO.LÁSTIMA QUE LA GENTE NO TENGA CRITERIO.

10:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me pareces un pretencioso. Yo estoy en el caso que describes, salvo que mi medio no es un periódico deportivo. En cualquier caso, te diré que sí he trabajado en medios que no van parejos a mi ideología y jamás me he vendido... No sé como concebiras tú el periodismo pero yo he dormido todas las noches de mi vida muy tranquilo y jamás me han reprochado una coma... Ni los de un signo político ni los de otro, aunque fuera muy rojo y/o abertzale para unos, y muy 'facha' para otro... Así que, te lo ruego, no vengas dando clases de ética, porque creo que no eres quien. Con todos mis respetos.

Íñigo

10:40 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Iñigo, no creo que pretenda dar clases de etica. Solo usa una historia para hablar de algunos periodistas de Madrid y que escriben y hablan sobre el Real Madrid que son capaces de casi todo por seguir en el puesto. Habla de ellos, no de los que, pague su madre o no, tienen todo el derecho a trabajar con dignidad y así lo hacen, como dices que haces tú.

11:02 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No creo que en el articulo Jorge haga de profesor de ética, más bien se dedica a mostrar un hecho, o varios. Iñigo: leelo mejor.

12:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Iñigo, no te entiendo. He vuelto a leer el artículo de NAGORE, por si se me hubiera pasado algún detalle. Pero nada. Es que no te entiendo, a no ser que tengas alguna "fobia" por algún motivo que tú sabrás mejor. Nagore utiliza un estilo desenfadado que sus lectores ya conocemos y aceptamos y es injusto atribuirle que vaya por ahí dando lecciones de ética. Esta es mi opinión.

4:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nagore pretencioso? vamos ni fumao, que no se si fuma

4:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Vaya, vaya, Íñigo, con la Iglesia hemos topado.

4:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

hombre, no acoséis al chaval, ha leído del revés y ya está.
Lo importante es que duerma tranquilo.

5:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home