04 marzo 2007

Puntual

Tengo un amigo que si el resto de la cuadrilla decimos que vamos a quedar a menos cuarto a él como poco le decimos que la cita es a y media e incluso a y cuarto. A pesar de ello, muchas noches tuvo y tiene que estar un buen rato buscándonos por los bares, aunque hace años que desistió de decir una sola palabra al respecto del plantón. Tengo una amiga que cuando te pasa a buscar con el coche suele calcular que le cuesta cinco minutos cruzar la ciudad en hora punta, con lo cual tú puedes estar unos 25 minutos esperándola helándote como un témpano, porque le cuesta media hora, que es lo que le cuesta a ella y a Fernando Alonso con neumáticos buenos, así que la segunda vez que te dice en cinco minutos estoy ahí ya no haces el primo. Hay personas que te citan para un reunión de trabajo y luego están delante tuya hablando por teléfono otros tres cuartos de hora mientras observas la moqueta del despacho, porque es una manía muy de aquí no llegar puntual a las reuniones, no vaya a ser que se piensen que no tienes mucho trabajo y por eso llegas a la hora. No, llego a la hora porque es la hora a la que habíamos quedado, de la misma manera que voy al sitio en el que habíamos quedado y no al cine. Es una simple cuestión de educación o de mala educación, según se mire, aunque pueda haber imprevistos puntuales. En Perú han lanzado una campaña para erradicar esta lacra que según ellos les cuesta miles de millones de la que sea la moneda peruana y para ello, entre otras iniciativas, sincronizaron todos sus relojes. La pena es que a mi amigo y a mi amiga en el fondo les quiero mucho y no es plan de mandarlos a Perú. Aunque bien visto estaría gracioso comprobar que ella, sin ninguna duda, diría: ahora mismo estoy en Lima, en cinco minutos estoy ahí.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

joder,¿cómo lo haces,lo de meterte en la cabeza de la gente y escribir sobre lo que piensan cada día(menos lunes y martes,una pena)?yo ya no se que hacer,con los inpuntuales,quiero decir; a veces soy yo el que se retrasa a propósito,sin conseguir nada porque siguen llegando tarde y otras hago de relaciones públicas del portal,mío o ajeno, para pasar el rato. Y yo que creía que con un teléfono en el bolsillo todos llegaríamos más a tiempo a las citas,o avisaríamos al menos...
hasta el miércoles

2:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lo del teléfono todavía es más patético, porque encima llaman diciendo que van a llegar 10 minutos tarde cuando lo han hecho toda su vida.

4:42 p. m.  
Anonymous Tu amiga said...

Amigo Nagore, en vista de tu obstinación en no sacarte el carnet de conducir sería un detalle que no criticaras mis retrasos cuando practico la noble profesión de taxista por la cara. Y vete olvidándote de mi coche. Una ex-amiga.

7:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home