29 diciembre 2007

¿Pasarán o no?

No va a haber Cabalgata de Reyes en Pamplona. El Ayuntamiento ha decidido que ya valía de que se llenase la ciudad de camellos, negros y moros valencianos –de cristianos ya está bastante llena- y va a chapar el Portal de Francia para que no entren. Que nooooo, que sí que va a haber, tranquilo Lizaur. Pero igual al final no hay. Como el mecanismo de apertura de la puerta del Portal de Francia que van a estrenar justo el día 5 lo revise el mismo que revisó el encendido del alumbrado de la fachada ya puede ir pensando la comitiva real en escalar el Portal con cuerdas fijas y arneses: ¡mete ahí un tornillo, Gaspar, que ese movimiento hasta el desplome es por lo menos un 8b+! Melchor, alcánzame el magnesio. Es que ya sabemos cómo es Yolandamari, que se pirra por lo espectacular, así que ha decidido recuperar el antiguo puente levadizo y cuando lleguen Lizaur haciendo el ganso y compañía se encontrarán con la puerta cerrada. Será entonces cuando, ¡tachán!, un centinela accionará el puente levadizo y, como en la mejor versión de Exin Castillos, el del betún y el resto podrán enfilar la calle del Carmen. Esto es, la cabalgata estará en manos de un centinela, qué bonita palabra. Como tenga clavo o una mala tarde que ya sabemos que la tiene cualquiera a tomar por culo la cabalgata, aunque se supone que estas gentes que nos gobiernan y que se van a gastar 22.000 euros en semejante parida habrán pensado una idea alternativa. Se supone. Vaya por delante que la ilusión de los niños es mucho más importante que la alegría que me podría dar que se atascara la puerta y, por tanto, ojalá no se atasque, pero no me digan que no entran ganas, ¿eh?, ahí el centinela llamando a un cerrajero. Hay que ver la cantidad de dinero que nos hacen pagar por cosas inútiles en Barcinolandia.

2 Comments:

Anonymous luis said...

me quito el craneo,otra vez.
Lo de Lizaur ya es grave,pa chulo él.

11:08 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y a mí me que me gusta... Para una vez que no se cargan nada, que no te impiden circular hacia algún sitio...
Me gustó tanto y me gustan tan pocas cosas, ¡que estaba convencida de que era la inocentada!

5:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home