22 mayo 2008

A sus pies

Perdónenme que escriba de lo mismo que ayer, pero cuando uno apenas duerme, se pasa todo el resto de horas del día maquinando y ni le ve el pelo a su rival, ni sabe si han invadido Checolosvaquia -¿aún existe, no?- o si Txentxo Jiménez va en la candidatura de Roberto Jiménez, que a su vez va en la de Acedo, que es cuñada de una que una vez vio pasar por delante de su casa a Thierry, pues lo suyo es reconocer mi absoluta desconexión con toda realidad que no suceda más allá de lo que pasa en una arista nevada de Nepal y, por tanto, hablarles de otra cosa que no sea ésa me parece cuando menos mentirles. Así que hoy, simplemente, no en mi nombre, sino en el de toda la familia e incalculable –por número y valor- red de amigos de Iñaki Ochoa de Olza, quisiera, ya que tengo este huequito, dar las gracias de todo corazón a la impresionante avalancha de llamadas, mensajes de ánimo, textos, solicitudes de medios, facilidades y todo lo que se puedan imaginar en relación a este asunto que hoy comenzará a visualizar una solución, que esperemos que sea la buena, la que permita que nuestro amigo, que no por amigo es buena persona, sino porque lo es, sin más, pueda deshacer poco a poco el hilo que le separa de la vida. Si la mitad de energía que le habéis mandado de todas las partes del mundo le llega estoy convencido de, unida la ayuda de los suizos, Horia Colibasanu y el resto de buena gente que ya está en camino, habrá mucho hecho. No sé, hay pocas veces en esta vida que uno siente el dolor de asistir en primera fila al miedo que causa una incertidumbre de este tipo con un ser querido, pero aún son menos las veces en que tiene el privilegio de observar semejante aluvión de energía concentrada en un mismo y único punto. Por ello, de nuevo, me quito el sombrero. Gracias.

8 Comments:

Blogger INZOA said...

Aúpa Jorge. Iñaki saldrá de esta y siempre podrá estar orgulloso de los amigos que tiene detrás. Ni más, ni menos, que la cosecha de una vida de siembra.
Afortunado él.
Un abrazo.

11:34 a. m.  
Anonymous kalbo said...

Todos necesitamos que vuelva Iñaki para que nos siga transportando a esas cumbre que los que no estamos capacitados para subir, las disfrutamos con sus cronicas.
Un abrazo a toda la buena gente que se está volcando.

2:54 p. m.  
Anonymous Basilio Lacort said...

Venga, que ya está el suizo, mañana llega el kazajo y dentro de una semana nos vamos a descojonar todos de todo esto. Vamos, Iñaki, que no queda nada

9:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Las nubes están dejando paso a ese cielo azul para cuando vuelva Iñaki. AUPA Y ADELANTE IÑAKI!!!

10:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hoy he vuelto para dejar un mensaje, no conocía personalmente a Iñaki pero su lucha por la vida es un ejemplo. Pero reconozco que cuando se me saltaron las lágrimas fue ayer leyendo a Jorge y viendo el chiste de Oroz.
Hasta siempre Iñaki.

3:38 p. m.  
Anonymous drakul said...

Tampoco yo conocí a Iñaki en persona. Pero sí que me he criado leyendo sus hazañas en los periódicos, viendole en Al Filo... Iñaki era un gran ejemplo, y por lo que de el se cuenta, una mejor persona. Lamento tu perdida, Jorge, y añado mis lagrimas a las tuyas por la muerte de tu amigo. Goian bego.

4:07 p. m.  
Anonymous dazagra said...

Un abrazo muy fuerte, Jorge.

12:25 a. m.  
Anonymous Maria said...

Animo Jorge, un abrazo para ti y para toda su familia.

12:37 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home