04 septiembre 2008

Ombligo
Además de por su simpatía por la izquierda, de su gusto por la gastronomía, de la presencia de peculiares ayudantes y también de la aparición del mar como elemento reparador de nostalgias, los detectives o policías protagonistas de los cuatro escritores mediterráneos de novela negra por excelencia (Vázquez Montalbán, Camilleri, Markaris y el fantastástico marsellés Jean Claude Izzò a través del espléndido Fabio Montale) mantienen otra constante común: adjudican a sus compatriotas la máxima capacidad en el capítulo del descreimiento, entendido como el hartazgo que les producen los denominados vicios nacionales, amén de otras máximas capacidades. Ya se sabe, exagerar da buen resultado. Toda vez que no sé qué soy pero que seguro que no soy ni italiano ni griego ni francés, habrá que estar de acuerdo con el añorado Carvalho en que los españoles, si algo somos, somos ombliguistas, los campeones olímpicos. De este modo y no de otro puedo comprender que un muchacho de 22 años que acaba de firmar la mejor temporada de su vida y que seguro que a su retirada merecería este premio y más haya sido galardonado con el máximo reconocimiento deportivo que se concede en este país y quizá en el mundo. Que Nadal es un fenómeno no lo duda nadie, pero conceder distinciones -que en teoría corresponden a una trayectoria y a una forma de estar en la vida- arrastrados por la actualidad denota que aquí echamos al mar agua, no vaya a ser que luego vengan otros detrás y no le podamos dar el premio al chaval, que por otra parte es un encanto. Lo volvemos a reiterar: Ángel Nieto, Messner, Maradona (sí, es un ejemplo, de lo que no hay que hacer, que a veces valen más) y muchos y muchas esperan su merecido turno. Menos mal que en el 2000 no se lo dieron a Marion Jones, ya me entienden.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Hombre! ¡Por fin alguien cita a Markaris y a Montalbán! Corro a la biblioteca a buscar algo de Izzò, de quien no sabía nada. Coincido plenamente con el "ombliguismo" de los españoles (Sánchez Ferlosio lo llama "onfaloscopia"). Aunque me temo que, como los nombramientos de puestos de subdirectores que hace el Ayuntamiento de Pamplona, todas estos premios se hacen tras una "rigurosa selección". No se conceden estos premios a "los de casa", sino a "ciertas personas de casa", vamos, como los ptv.

3:47 p. m.  
Blogger José Luís Romero said...

…En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo…
…Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita, una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida…
Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M.

http://minovelanegra.blogspot.com/

1:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home