23 mayo 2009

Hechos, no palabras

Amablemente, la directora del Hospital San Juan de Dios contestó en una carta a mi anotación sobre parte del funcionamiento del mismo que realicé el jueves. No me suele agradar contestar, ya que tengo ventaja tanto por ubicación como por reiteración, pero en este caso lo hago porque creo que es de justicia para con quienes han comprobado que la atención ha bajado, por debajo del nivel de atención de sus dos estancias en hospitales de la red pública –San Juan de Dios está convenido y, por ejemplo en 2005, ingresó 10,7 millones de euros del Gobierno de Navarra-. Y un caso no hace todos y seguro que la gran mayoría de casos concretos de muchos pacientes se solventan con gran profesionalidad, cariño y rigor. En el caso que conozco, el cariño, el rigor y la profesionalidad también fueron destacables, pero no así la capacidad para atender. Y seguro que no por error de los trabajadores. Persona con hemiplejia, que necesita ser incorporado desde su cama a una silla de vez en cuando y luego ser tumbado de nuevo. No reclamo que haya un batallón de personas dispuestas a atender cualesquier demanda banal o mover al paciente 20 veces, pero sí que no se conteste esto vía staff: se les levanta a una hora y se les tumba a otra, no hay otra opción, estamos pocos. Resultado: si dices que no en el momento que pasan, no lo levantan hasta la tarde y si dices que sí no te tumban hasta que te toca; el paciente lleva en la silla tres horas y, por el esfuerzo que le supone incluso estar incorporado, le baja la tensión hasta una máxima a un pasito del otro barrio. Contestación tras atenderlo y tumbarlo: haberlo tumbado ustedes. Peso –inerte-: unos 85 kilos. Peso de las familiares que le acompañan: unos 50. Luego podemos hablar de Faulkner y de lo que quiera, pero los hechos son hechos.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Como trabajador de San Juan de Dios agradezco que alguien cuente las verdades, porque hay mucho por mejorar. Gracias.

12:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sr. Nagore:
Gracias por su contestación a la carta de la directora de S.Juan de Dios. Nos hacía falta a los trabajadores de éste centro que alguien nos echara una mano y diera su parecer públicamente. Es Ud. la persona idónea pues son muchos los familiares que se dan cuenta de la escased de personal y así nos lo comunican con frecuencia, pero hasta ahora ninguno de ellos estaba en el lugar privilegiado que Ud. tiene.
Con respecto a la carta de Dña. Patricia Segura, quiero aclarar el punto en el que se congratula por el reconocimiento de muchos pacientes hacia este centro publicados en prensa. Pues bien es cierto que a menudo nos felicitan por nuestra labor pero A NOSOTROS los trabajadores rasos, los de a pié, los que atendemos directamente al paciente. No creo que nuestra profesionalidad nos la pueda transmitir nadie desde sus despachos, así que lo siento Dña. Patricia pero a Ud. no iban dirigidas las felicitaciones ni a Dirección de Enfermería, ni a Dirección de Recursos Humanos, ni a ninguno de los que circulan de despacho en despacho.
Ha cumplido Ud. Sr. Nagore la misión que deberían haber cumplido nuestros supuestos representantes sindicales de CCOO y SATSE.

Un saludo y mi agradecimiento

8:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me ha encantado entrar en este blog y encontrar que hay dos escritos de dos trabajadores,me sumo a lo que dicen ambos, el 2º es como si me hubiese leido el pensamiento y lo hubiera plasmado ahí, Mi enhorabuena colegas, por haber tomado esta iniciativa. Seguiré entrando a ver si se anima el personal y siguen diciendo cosas interesantes, de las que decimos todos cuando estamos entre gente de confianza. Cuidado con los que están siempre captando conversaciones,y juegan a dos bandos.Saludos

11:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Sr Nagore, por haber engrasado las visagras de la puerta que tanto nos costaba abrir. Un saludo

6:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo con mis compañeros,es lo que todos pensamos y no nos atrevemos a expresarlo.Aprobecho para dar las gracias al Sr Nagore por la oportunidad que nos ha brindado. Un saludo

8:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perdón quise decir aprovecho

8:48 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

tranquilo, a mi me pasa mucho.
Saludos a todos y suerte.

8:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home