21 mayo 2009

Ya vale

¿Qué misterio ha acampado en el Departamento de Asuntos Sociales del Gobierno de Navarra, en concreto en la Agencia Navarra para la Dependencia, para que, en el reciente concurso para gestionar el Centro Infanta Elena, Mapfre Quavitae S.A. haya obtenido más puntos que la Fundación Aspace Residencial, entidad sin ánimo de lucro, que lleva gestionando el centro 13 años con excelentes resultados? Esta excelencia en la gestión no la digo yo, la han reconocido incluso por escrito y este año tanto los usuarios, como la Directora General de Asuntos Sociales, Marta Álvarez, el Servicio de Calidad e Inspección, el Comité de Salud Laboral y, lo más importante, las familias de las 80 personas dependientes que son atendidas en el centro. ¿Cómo se explica que en el citado y extraño concurso la Fundación Aspace Residencial obtenga 78,30 puntos, 0,7 puntos menos que Mapfre Quavitae S.A., entidad con ánimo de lucro –en su derecho está, pero todos tenemos experiencias al respecto de qué es lo que baja cuando hay que obtener beneficios: la calidad en la atención. Vayan a San Juan de Dios, hospital privado al que se envían pacientes desde los hospitales públicos, y quédense 15 días, no dan abasto y con poquísimo personal-? ¿Sabe, por ejemplo, la Consejera, la gestión que está realizando Mapfre Quavitae Bizi Kalilete S.L. en la residencia Ariznavarra de Vitoria, se ha informado bien? Aquí, ¿qué coño pasa, a quién parece interesarle cambiar lo que va muy bien reinvirtiendo año tras año el 100% de los beneficios por algo que busca beneficios y no va a, en consecuencia, andarse con miramientos con las reinversiones y por tanto con la alta calidad del servicio asistencial actual? ¿Quién está detrás? Que dé la cara y que saque la pata de la cara de los dependientes, que ya vale.

15 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No se puede desear el mal a nadie pero ¿cómo se sentirían esos políticos si ellos o sus familias un día tuvieran un accidente de tráfico, una enfermedad grave y se convirtieran en grandes dependientes? ¿que supondría para ellos tener que abandonar su casa y separse de su familia para ser atendidos? ¿qué pensarían entonces si los de arriba jugaran con la gestión de estos centros con un enfoque de ánimo de lucro? Aquí la discusión no es si ASPACE o MAPFRE, el debate es ¿sin ánimo de lucro o con ánimo de lucro para gestionar servicios sociales? Si a los familiares de personas con discapacidad, que fundan entidades sin ánimo de lucro para mejorar la gestión y la orientación en estos servicios la administración les va cortando las alas por otros intereses ¿en manos de quién se queda el servicio asistencial en el futuro? Ahora entiendo cuando la gente decía que esta crisis no era una crisis sólo económica sino de valores. Nos jugamos mucho.

9:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Las organizaciones son sin ánimo de lucro, pero no lo tengo tan claro en las personas individuales:
Comparen el sueldo de un cuidador en ASPACE con el sueldo de la directora (en 2003, 72.000 euros brutos anuales)...es saludable repasar la hemeroteca de vez en cuando...

12:19 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Lo de la hemeroteca está muy bien, pero ahora me da que no es así, que hubiera excesos en el pasado no significa que lo haya ahora, ¿no?
Saludos.

1:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estimado Nagore:
Me encanta tu columna pero en este caso te falta información.
-Cuándo hablas de "entidad sin animo de lucro" ¿te refieres a Aspace y a su multitud de fundaciones "tapadera"?
-¿Sabes que su directora cobra más que la alcaldesa?
-¿Sabes que su directora despide a sus empleados según su afinidad personal, despidiendo a trabajadores con más de 15 años de antigüedad, a mujeres embarazadas o tras coger el alta maternal? El caso más flagrante fue el despido de una trabajadora con trillizos y mujer de un discapacitado. ¡¡¡ESTO ES SER SENSIBLE CON LA DISCAPACIDAD!!!
-¿Sabes que la pesima gestión de aspace en los últimos años ha convertido un centro módelo "Ramón y Cajal", en un centro pésimo?
-¿No te parece curioso que una Fundación sin animo de lucro, oferte mejores condiciones ecónomicas que otra que no lo es?
-¿Por qué aspace, consigue lo que otras asociaciones (Tasubinsa, Anfas, Adacen)no?

1:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En aspace no se sustituyen las bajas y muchas veces se suplen con estudiantes en prácticas.

2:29 p. m.  
Blogger Felipe S. Mateos said...

La ministra de Igual Da (que la haya o no la haya) es una inagotable fuente de sorpresas. Y para los articulistas, un elemento de trabajo tan imprescindible como el ordenador. A efectos del articulismo, los ministros pueden ser divididos en dos grandes grupos: los que nos dan el trabajo hecho y los jornales ganados, y los que no los dan. La ministra de Igual Da pertenece con todos los honores al primer grupo. El de las ministras-espectáculo, el de las ministras-Bimbo, que abren la boca y sube el pan. Ocupa la ministra de Igual Da la plaza que dejó La Maleni, que a su vez desempeñó el benéfico papel de socorrer a los articulistas que anteriormente hizo Celia Villalobos, la del hueso del puchero. (Antonio Burgos)

2:31 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

El ojetivo -si lo hubiere- de la columna no es tanto si Aspace es o no es bueno como si es o no es bueno lo que llega por detrás y qué hay detrás de lo que llega por detrás.
¿Te refieres a su directora actual de Aspace o a la del Infanta Elena, porque a mi lo que me interesa es el Infanta Elena y su gestión actual, no la de hace 6 años, 2 o lo que haga Aspace en general?
Saludos y gracias.

2:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Aspace entidad sin animo de lucro?JAJAJAJA

3:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Después de los comentarios del blog he llegado a la conclusión de que la tal Fernanda Esparza tiene un trastorno bipolar.

Porque la Fernanda que yo he visto es una persona que mira siempre a los ojos, que trabaja y vive por y para las personas con discapacidad.

Una persona que para que un residente del Centro Infanta Elena pudiera salir de su habitación buscó por toda Europa una silla de ruedas horizonta.

Una persona que siempre ha creído en las personas con discapacidad como personas con derechos, libres y autónomas.

Una persona que alza la voz para defender la causa de la discapacidad pero nunca la oyes defendiéndose de acusaciones como las que han aparecido en este blog.

Por lo que, o Fernanda Esparza es bipolar o pensará que para qué desgastarse si ella no es lo importante, si su lucha es otra.

Supongo que si entrara a defenderse podría desviar el tema, (a muchos les interesa que se desvíe) pero el problema de fondo es de una importancia y gravedad enorme: dinero público para enriquecer un modelo de gestión con ánimo de lucro en la atención a personas con discapacidad. Este es el problema y esta es la lucha.

5:41 p. m.  
Blogger Basilio Lakort said...

Todo es susceptible de empeorar, camarada Nagore. Y lo que te rondaré morena

5:56 p. m.  
Anonymous sarajevo said...

Haces bien Nagore en ser desconfiado, eso es lo que me gusta de tus columnas, porque en esta comunidad hay que desconfiar hasta de la farola de la esquina. Sin embargo, un par de reflexiones. Por un lado, a mi personalmente me la pela Mapfre, Aspace o las hermanas de la caridad, pero, si hay un concurso público para dar un servicio que da dinerito, se podrá presentar el que quiera, ¿no?. Y ganará el que más puntos tenga, ¿no? El argumento de que son mejores unos porque llevan tiempo gestionando el centro es como decir que Miguel Sanz es mucho mejor presidente que cualquiera porque lleva tiempo gestionando el Gobierno.
Por el otro, puede ser que Mapfre tenga "enchufe", pero hay que recordar que la directora de Aspace es hermana de un consejero que la anterior legislatura era nada más y nada menos que director general de Bienestar Social. El jefe de Mapfre tiene que ser primo de Sanz, por lo menos.

9:22 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

A ver, al último anónimo, ties toa la razón, pero no doy como argumento que por llevar 13 años tengan que llevarse el concurso, digo que al menos ahora el Infanta Elena funciona de cine, al margen de cómo deje de funcionar Aspace en general, de cómo sea la señora Esparza, de lo que gane, de su hermano, de su tío, de su marido o del susum corda. Podría escribir 3 artículos con esos temas, pero yo he escrito del tema Aspace-Infante Elena -no Aspace- contra Mapfre Quavitae, en otros temas no he entrado. Y tal vez no estés muy desencaminado con lo del primo de Sanz...
Saludos y gracias por escribir.

pd: claro que se puede presentar el que quiera e incluso ganar, pero a mi en este caso no me cuadra, estoy en mi derecho. Como tampoco me cuadran convenios con Mapfre Quavitae firmados hace menos de un año para la gestión de otro centro en Pamplona con incrementos del 20%.

9:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mi también me la pelan unos y otros. De verdad. Pero curiosamente con este ya van 13 comentarios al artículo de JN. Una cifra muy superior al del resto de artículos. ¿Por qué será? ¿Escuece la verdad? Ummmm... Y otra cosa, ¿por qué hay tanto soplagaitas en esta ciudad que no sabe por dónde van los tiros? A nada que uno sepa sumar 2+2 es evidente que si una empresa sin ánimo de lucro (quicir, que no está obligada a obtener beneficios) ofrece "x" y una empresa con ánimo de lucro (que tiene que sacarle sí o sí un buen mordisco a la tarta) ofrece "x-3", ¿dónde está la diferenciaaaaaa? Evidentemente, en el servicio. O lo que es lo mismo: lavamos menos las sábanas, recortamos en comidas, si el grifo se jode así se queda, que pinte esa pared Rita, si se te rompe la silla te jodes, el taller de manualidades a hacer puñetas, etc. Por no hablar de que Aspace es de aquí y Mapfre de allí. Sean cuales sean los colores o los politiqueos. Así que, por favor, déjense de txorradas y no toquemos lo que ya de por sí funciona bien. Hay 80 personas con discapacidad y otras tantas familias que necesitan vivir tranquilas. Gracias.

10:26 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Os paso una "muestrica" de lo que MAPFRE QUAVITAE hace por Vitoria. Es un extracto de la Comisión de Bienestar social de la Diputación de Alava que llevan 2 años detrás de esta gestión en la residencia ARIZNAVARRA (introducir en google)
. "La empresa Quavitae ha demostrado que, como
empresa que es, su interés es puramente económico. La
Diputación cedió la gestión de 45 años prorrogables otros 75,
entendemos que buscando el beneficio e interés, puesto que en
2001 la Diputación destinaba la mitad de dinero por persona
frente a lo que se destinaba en los centros de gestión
directa. Sin embargo, a pesar de buscar ese ahorro de costes
pensando que una empresa como Quavitae lo podría hacer con la
misma calidad que en las de gestión directa, se ha demostrado
que ese ahorro pasa por sacrificar a los trabajadores y la
calidad de los servicios. Lo que significa que finalmente los
perjudicados son las personas a las que se les debe dar el
servicio."

11:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

gracias sr. Nagore,por haber engrasado las visagras de la puerta que tanto nos costaba abrir

9:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home