10 septiembre 2009

Espera

Leonard Cohen te mete la mano en la garganta, en el estómago, te lleva a sitios en los que hay tanta belleza y tanto dolor y por qué no alegría que las lágrimas son sólo una parte física de lo que se puede hacer, si es que se puede hacer algo más que mirar, callar y llorar, cuando el que canta es Leonard Cohen y lo que canta son esas cosas que ha escrito eligiendo una a una y durante años unas pocas palabras de entre las millones de posibles combinaciones que existen. Las hermanas Webb son dos de los ángeles que le rodean, acompañadas de una guitarra y un arpa susurran el If it be your will (Si fuese tu voluntad) después de que el poeta y cantante haya recitado la primera estrofa: si fuese tu voluntad que no hablase más y que mi voz estuviese callada como lo estuvo antes, no hablaría más, así me quedaría, hasta que hablaras por mi, si fuese tu voluntad. La voluntad de los que el jueves que viene llenaremos el BEC de Bilbao sería que todos llegásemos con bien a la hora en la que tras tantos años de espera el viejo maestro canadiense salga al escenario para regalarnos su inmenso talento, sensibilidad y, por encima de todo, ingente capacidad de comunicar emoción. Ciudad por ciudad en la que ha estado este verano se repiten casi invariablemente las mismas frases, idénticas sensaciones: es el mejor concierto que he visto en mi vida. Nunca he visto algo parecido, nunca. Vimos a Cohen hace un año en Benicassim, pero al ser un festival la ración de cielo se nos quedó corta y por eso iremos a Bilbao, a que nos den el cielo entero, ahora que por casi todas partes dominan el ruido, las amenazas, la confusión y la complejidad, propias o ajenas. Iremos a que Leonard Cohen nos bendiga para poder hacer nuestro camino con algo de honestidad, decencia y, sobre todo, verdad.

10 Comments:

Blogger Hastiado said...

Así... sí, coño.

Yo también voy y ya estoy nervioso.

Nos vemos en Baraka...ldo.

9:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nagore, me parece que le has hecho llorar a Hastiado
Disfrutad los dos
Eva

12:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Igual me compro un Cohiba para el concierto. Sublime Nagore, sublime.

1:34 p. m.  
Anonymous Guillermo Nagore said...

Joder hermanito. Te enseño todo lo que sabes, sacrifico mi niñez para sacarte adelante, te doy unos estudios en colegio de pago y convezco a las malas gentes de los periódicos para que te dejen escribir paridas en sus papeles y asi me3 lo pagas?. Sin avisarme que Cohen perpreta concierto en Barakaldo?. No somos nada

3:28 p. m.  
Blogger el náuGrafo said...

También vi a Cohen en el FIB el año pasado, pero tan solo fue una hora escasa. Ahora son TRES, que mañana paladearé en el palacio de Deportes de Madrid.. Hace veinte años, me compré la casette del I'm Your Man en el 89, que le escucho... y solo tengo treinta.

4:44 p. m.  
Blogger P said...

Pues yo no podré ir y bien que lo lamento. Disfrutar por mí. Y cuando entone lo de "I'm your man", suspirad de mi parte y decirle "of course, darling".

12:57 a. m.  
Blogger Hastiado said...

No puedo dormir... qué ganas de que llegue y de quedar convezquido con su presencia para el resto de mi memoria. Va a ser tan grande...

4:16 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hastiado, eso de quedar "convezquido" tiene que ser algo parecido al éxtasis místico, ¿no? Yo, al leerlo, me he quedao "con voz queda".

9:15 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Eres un buen cristiano, nagore...

1:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Epi y Blas, el Gordo y el Flaco, Faemino y Cansado (muy grandes) Trancas y Barrancas (hay que ver más la tele). Y ahora...con ustedes: Hastiado y Perezón a cada cual más...

1:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home