21 noviembre 2009

Siglo XVI

Upps, vi la foto de Felipe, tornero, y Letizia, ama de casa en excedencia, con lo que me pareció que era la Selección de Polo de Navarra, cuando recordé que en Navarra no hay selección de polo, que de eso hay en Inglaterra y sus ex colonias. Todo se andará. Si ya tenemos a dos fenómenos haciendo bobsleigh, ya llegará la selección de polo. Digo lo del polo no por la pinta de los que en la imagen aparecían con el tornero y el ama de casa, que cada uno se viste como quiere, sino porque no vi mujer alguna. Bueno, miento, vi dos: la Barcina, especialista en fotos y visitas a torneros y amas de casa, y una moza a un lado a la que en la foto de agencias le habían segado la mitad de la cara, supongo que porque Sayas, capitán de la selección, se puso él lo más cerca posible del centro y, con la emoción, se le olvidó que, si a la visita habían acudido más mujeres –fueron 3 mujeres, por 17 hombres-, al menos que se situaran igual de visibles que ellos. Sayas es así, cumplidos sus objetivos se relaja. Leyendo más, ponía que era una recepción que habían dado el tornero y la ex periodista a las Juventudes de UPN, que habían saludado a los visitantes a la puerta de su VPO y recibido “el respeto, apoyo, lealtad y cariño de la gran mayoría de los jóvenes navarros”. Me parece muy bien, porque yo respetar, apoyar y tener cariño se lo tengo a casi todo el mundo, mientras no se demuestre lo contrario. Lo de la lealtad ya me cuesta más, por no decir que tener lealtad a un tornero al que no conozco es empíricamente imposible. Pero bueno, tal vez Sayas ahí es donde hizo la distinción ésa de “la gran mayoría”. Hizo una encuesta, seguro, estos hablan de las mayorías grandes o casi grandes del todo con la misma facilidad con que organizan actos para su lucimiento personal. El mundo no avanza.

4 Comments:

Blogger el náuGrafo said...

Cuanta bobaliconería.

1:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Plas, plas, plas...
jode que cuadrilla se veía en la foto

11:36 a. m.  
Blogger P said...

Francamente, querido, me importa un rábano. Mas que nada porque a mí lo de las juventudes, para mordisquearloas un rato, y lo de la representatividad, pues no. Lo que yo desconocía son las aficiones equinas del cara cervatillo resabiado. No somos ná. El postizo, pa mí que llevan una foto tamaño natural y la ponen siempre pa que salga en todas. En cuanto a las adhesiones inquebrantables al régimen de rigor, ya sabes: el randez-vous al de la testa coronada, siempre, el que sea.

3:15 p. m.  
Blogger david said...

Te propongo bautizar al lehendakari como:putxerazo-López

6:23 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home