16 septiembre 2010

Mareo

El martes estuve en una juguetería. Me mareo en las jugueterías, me agarro tales vuelos con tantos colorines que Allen Ginsberg no hubiese necesitado gastarse el pastón que se gastó en sustancias para escribir Aullido, le hubiese bastado con tener que buscar entre decenas y decenas de estantes un muñeco que se llama Caillou y luego elegir entre el hospital para animales, la granja de animales y el barco –con perro-. El puto Caillou, además, es calvo y se le reflejaban en la calva un par de muñecas vestidas como las que salen en Mujeres y hombres y viceversa. Ahí ya me dio el síncople y caí al suelo. En la caída aún puede agarrarme a una Barbie y arrancarle la cabeza. Me quedé como Dios, eso sí. Total: 14,95 por el calvo y el perro que van en un barco y 75 por joder la Barbie –es una Barbie de lujo-. El Caillou era para mi sobrino, pero la Barbie la tenemos en casa para asustar a las palomas. Tenemos las ventanas impolutas. Inmediatamente fui a una perfumería a seguir colocándome, ya que estaba en faena. Tiré toda la estantería de Chanel y tuve que adelantar varias nóminas a cuenta de la VISA, de la que por cierto ayer me pasaron los gastos de mantenimiento –viene todas las mañanas un operario a pulirle la banda magnética, será por eso que me cobran-. Con un colocón mediano llegué al portal como pude y aquí estoy, casi dos mil quinientos euros más pobre pero con el Caillou, que navegará un par de semanas en la bañera de mi sobrino y posteriormente pasará a engrosar la nave industrial en la que supongo que mi hermana y mi cuñado guardarán los juguetes de mis tres sobrinos a los que tanto quiero y por los que incluso estoy dispuesto a entrar en una juguetería a comprar un puto muñeco calvo rodeado de golfas oxigenadas y que además es canadiense, como Justin Bieber.

14 Comments:

Anonymous Wikianónimo said...

He tenido que buscar al tal Justin Bieber en la wiki. Txandríos, si quieres te lo chivo. Joder, qué desafase infantil llevo desde que desapareció Purroy. ¿Las barbies siguen viniendo sin pezones? Aquello me traumatizaba.

12:47 a. m.  
Blogger Juan Miguel said...

A ver Jorge, un respeto: a Caiou, ni tocar que es un ídolo sólo superado por Pocoyó. Por mi puedes seguir decapitando barbies,incluso te dejo a Barbie oprincesa castillo de diamantes y a barbie mosquetera con caballo y todo para practicar. Pero a Caiou, ni mentar. y lo de ser canadiense puede ser un punto a favor.

2:02 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Si fue canadiense como Neil Young o Leonard Cohen o Garth Hudson, aún.
abrazos Juanmi.

8:44 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ja, ja, ja, ja,ja ¿y no le compraste a Dora exploradora para que le haga compañía?. Me identifico completamente contigo. Y eso que, por lo que veo, no has ido al Toys´r us (o como narices se escriba). Allí, además de volverte loco entre los estantes, hasta el punto de pensar que pocoyo y bob esponja se van a abalanzar sobre ti, te tienes que envolver el regalo, lo cual determina mucho tu elección. Yo siempre me decido por regalos que van en caja.
Saludicos
Eva

8:44 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Los juguetes los disfrutan los chavales y los sufren los adultos. Diga lo que diga Purroy, Toys'r us o la madre que os parió. Y total para que luego acaben jugando con el mando de la tele.
Salud

9:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya lo anotó el grandísimo Sánchez Ferlosio en uno de sus pecios:

"Menos mal que Darwin no podía ni remotamente imaginar que el segundo centenario de su nacimiento llegaría a coincidir con el cincuentenario del de uno de los más abyectos y repugnantes engendros de la regresión humana: la muñeca Barbie."

Orundelico

11:40 a. m.  
Anonymous Wikianónimo said...

Txandríos, es que en la tele salen las mejores muñequitas, y muñequitos... o salían, que ahora me da que se han mudado todos juntos a internet.

Que vuelva la RTL, orain!!! Seguro que cuesta menos que el millón de Euros que nos quieren arramblar los del otro lado de la muga pese a tener mayores ingresos por publicidad como consecuencia del aumento de audiencias. Así no se hace país, coño. ¿No somos todos hermanos? Pues que lo parezca, que a algunos nos tratan como a primos.

2:16 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Wikianónimo, ¿estás aburrido?.
Salud

3:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Todo esto de caillou me recuerda a lo que hicieron los guionistas de toystory 3 con Ken, el novio de Barbie.

Eso es darle a un juguete su merecido

Doctor Crane

3:37 p. m.  
Anonymous wikianónimo said...

Txandríos, no. Tengo un buen tomo (literario) entre manos.
Ahora que caigo, este dato a lo mejor te puede interesar, ¿Kent aún lleva aquel cinturón de castidad de los ochenta?

Caillou se parece un huevo a Tintín en calvorota.

4:35 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Mucho te aburres y aburres, por igual ambas dos.
Salud

5:49 p. m.  
Anonymous wikianónimo said...

Por igual ambas dos es un re-redundancia.

6:28 p. m.  
Anonymous Luis said...

"el puto Caillou", a veces escribes lo que yo pienso, estos curas debieron de ponernos un chip o algo ; hace poco me tocó grabar e imprimir los dvds y carátulas para las sobrinas y esa fue la sensación, "el puto Caillou" por todas partes.
Gracias por estos momenticos.

7:46 p. m.  
Anonymous Pocoyó aurrera said...

Grandes risas hoy tomando le café
Yo siempre he sido más de Pocoyó (que por lo menos es producto patrio) o de Dora la Exploradora, que por lo menos habla inglés.
Para mi, Caillou siempre será, "el puto calvo"
Grande grande grande el artículo

8:25 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home