24 septiembre 2010

Suiza

Menos mal que vivo en Suiza, porque si viviese en Navarra me cobrarían el 42% de lo que gano. Como España, además, es una casa de putas –con perdón-, si viviese más abajo de Tudela me cobrarían otra cosa y si fuese un poco a la izquierda de Olazagutía otra y por debajo de Viana otra. Pero como vivo en Suiza –o al menos mis ahorros- pues me olvido de estas competiciones fiscales entre autonomías y me rasco un huevo y me río de todos ustedes, que son gilipollas de remate. Lo son por seguir votando a políticos que son capaces de declarar, como declaró ayer Miguel Sanz, que “es demagógico hablar de ricos sin decir desde qué cantidad uno es rico” o que “elevar los impuestos a las rentas altas apenas supondría 2,5 millones de euros de un presupuesto de más de 4.500”. A ver, señor tarugo, olvídese de las palabras, de lo de ricos y pobres y buenos y malos, que ya ha tenido usted que pasar la fase Barrio Sésamo. El que gana más de 80.000 euros –por ejemplo- sabe perfectamente que aunque los merezca es un privilegiado y como ha decidido vivir en una sociedad en principio basada en el bien común y la redistribución es consciente de que tiene que aportar más que los demás y más en tiempos de crisis. Si no, que se venga a Suiza conmigo. Con respecto a que supone poco en el montante global, es un argumento tan endeble como falso. Falso porque 400 millones de pesetas dan para mucho, a no ser que usted haya perdido el valor numérico tras los 62 millones de euros de Los Arcos, que puede ser, o los 400 euros para cenar. Y endeble porque no se trata exclusivamente de efectividad real sino también y ante todo de justicia económica y respeto. Aunque ya vendrá luego el PSN para que se repartan ustedes los papeles de buenos y malos. El de tontos ya está repartido. Y muy extendido.

3 Comments:

Blogger amaiur said...

Pero, sin ser suiza, es decir: imprecisa, no neutral y simpática, estaremos de acuerdo en que quien tiene un sueldo, tiene un sueldo. Alto, pero un sueldo.

Y quien tiene un sueldo alto, tiene seguro cintura para bajárselo y cobrar el descenso por otro lado. (o hacer ingeniería fiscal se llama, con los ingresos).

Salvo, y atención a este dato, el sueldo venga, directa o indirectamente de la TETA DE LA VACA: la superadministración (televisiones públicas, organizaciones públicas, fundaciones públicas, instituciones públicas ... ETC).

De cualquier manera, en Suiza sabemos que el dinero no está en los sueldos.

12:41 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

A Belostenny, te he dejado contestación en el post del otro día por si quieres leerla. Pero nada rentabiliza mejor que el sistema público por pura lógica, recoge residueles de todos y los reinvierte. En educación estoy canso de discutir, pero siempre pongo el mismo ejemplo ¿cuantos prémios nobeles hay de Yale, Cambrige, etc; pero cuantos presidentes de estado y grandes compañías multinacioneles?. Respóndete tú mismo y tendrás la solución de la confusión muy extendida entre calidad de contenidos y enchufe. Perdón por la chapa que poco tiene que ver.
Por cierto el aumento de luz que se avecian lo pagamos todos, ¿no?. Porque los tarugos igual quieren dejar exentos a los del 42%.
Salud

12:56 p. m.  
Anonymous Belostenny said...

Txandríos, te respondo en el otro post, para no aburrir al resto

1:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home