18 septiembre 2010


Vamos rojos

Soy de Osasuna. Quiero decir, esto no es una decisión racional, como cambiar de trabajo, de pareja, hacerte las mechas o irte a vivir a Riga. Es un asunto fijo, como tener rinitis alérgica, hernia de hiato o los pies planos. Bueno, no, todo esto último es operable, lo de Osasuna no. No es cuestión de serlo más que nadie, pero es así, todos los que lo somos sabemos de qué va el tema. Ser del equipo de tu ciudad puede llegar a convertirse en un problema, especialmente cuando desde hace unos años te atiborran por televisión con los partidos de equipos que juegan a las mil maravillas. Esto hace 20 años no sucedía, se veía tan poco fútbol en comparación que el partido que se jugaba en El Sadar era un acontecimiento en toda regla cada dos semanas. Ahora muchos días puede llegar a ser un suplicio, en la medida en que lo que has visto la última semana por televisión se parece bien poco a lo que estás viendo en directo, con jugadores muy voluntariosos y con talento pero por supuesto alejados del nivel que tienen las estrellas mundiales. Pero esto sucede en el 90% de los campos de España y en pocos lugares se está generando en apenas dos jornadas el revuelo que se ha generado aquí, con o sin razón, con o sin motivos deportivos. Me da que no es tanto un asunto actual como la acumulación de llevar viendo un panorama similar casi cuatro años. Sucedió algo parecido en el 94 y nos pegamos seis años en Segunda, así que mejor nos irá si mantenemos la compostura y dejamos que la realidad vaya dictando si todo se está haciendo tan mal como algunos dicen o por contra aún somos capaces de ilusionarnos con un equipo que, todo hay que decirlo, no dista mucho del rendimiento que pueden llegar a ofrecer el 90% de equipos restantes. Ya habrá tiempo para ponerse nerviosos de verdad.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Todavía no se ha jugado el tostón del Iberostar Stadium (y nos parecía hortera lo de Reyno de Navarra, juajua) y ya tienes hecho el minuto 91 del lunes, un adelantado ! otro mesías ? será la influencia de Terry Jones ??

kalkañé

3:35 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Una duda con el titular. ¿Es "Vamos rojos" (o sea, que vamos todos de color rojo, al Sadar, supongo) o "Vamos, rojos" (expresión de ánimo a los jugadores)? Aunque, según se mire, podrían ser las dos cosas al mismo tiempo.

Bonita columna, aplausos

12:55 p. m.  
Anonymous wikianónimo said...

¿Los jugadores son así de malos o es que se quieren cepillar a Camacho?

5:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home