17 diciembre 2010

Ahorro

Álvaro Miranda Warning presentó ayer con timbales y cornetas –como le gusta a él hacer las cositas- el plan éste por el que las empresas púbicas –les salió de ahí la necesidad de crear muchas de ellas cuando éramos ricos y felices- pasarán de 38 a 13, con un ahorro –dijeron. Ya se sabe que el power point lo aguanta todo- de unos 28 millones de euros –a eso le llamo yo ser un buen consejero de Economía, tardar tres años y medio en ver que se pueden ahorrar 28 millones-. Bueno, algo es algo si al final del power point pasamos a la realidad, un paso difícil donde los haya en la tierra de vamos a hacer un plan para revisar el plan y de el presupuesto final se nos fue un 20% (por arriba, claro). Así que, puestos a ahorrar, les lanzo otra idea: hagan el favor de chapar el pesebre ése del Consejo Audiovisual de Navarra, por favor, que es éticamente inaguantable gastarse cada año 600.000 euros en una cosa tan inútil, innecesaria y, si me apuran, insultante. Insultante porque el tal Consejo, amén de irse sus consejeros de viaje a Dresde o a Tallin –consta en su memoria de 2009- y emitir unos cuantos informes vitales para la sociedad navarra, tiene la misma practicidad que un puesto de venta de bolsas de hielo en la Antártida. Ya vale, en serio, ya hace 9 años que tenemos que ver en cada presupuesto la partida destinada al juguete del señor Bultó, la broma más o menos anda ya por los 5 millones de euros. Es suficiente, es más que suficiente. Ya no se trata siquiera de si lo hacen bien lo que hacen, sino de que lo que hacen no nos importa a ninguno una higa, no nos aporta nada, es completamente inocuo, absolutamente banal. Son 600.000 euros, poco, ya sé, pero al menos es un gesto. No sé, dénselo al París 365, a quien quieran que lo necesite de verdad. Vale de juerga.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que lo supriman o que al menos le cambien el nombre: COJAN es más acorde que COAN, visto lo que hacen sus miembros (con perdón).

Orundelico

10:21 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Hasta los caracolillos de esta gentuza, de los noventa de Navarra. Ayer le pregutarón por qué no se había tomado antes la deteminación de ruducir las empresas públicas, contestación: pregúnten al bedel. ¿Con qué se dopa esta impresentable e incopetente gentuza?
Salud

1:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home