25 junio 2011

Fichas

Fichas. Por todas partes. Te tropiezas con ellas, abandonadas en la calle. Fichas lanzadas y fichas recibidas. El mundo es una ficha. No recuerdo haber lanzado o recibido nunca ninguna, pero quizá me equivoque. O me mienta. O tenga un serio problema de percepción. Es lo mismo. Todos tenemos un pasado. Fichas, reuniones secretas, rumores, lenguaje de signos, cargos en el aire, puestos posibles, puestos imposibles. Gente nerviosa, gente que no se entera, gente que no se quiere enterar. Luego están los felices, a los que todo esto en el fondo les trae sin cuidado, porque ya han estado en ese bar. Consejeros, directores generales, gerentes, empresas de toda clase y posición, subcontratas, un inmenso círculo invisible. La vida es maravillosa, eso sí. Compañeros y compañeras periodistas llamados a filas a los que os mirarán raro, porque ya sabéis mejor que nadie que los periodistas no tenemos derecho como los juristas, los mecánicos o los economistas a, por ejemplo, dejar de acudir a ruedas de prensa y pasar durante unos años a organizarlas. No tenemos derecho, estamos infringiendo las normas. También pasaréis a ser del partido de la persona para la que trabajéis. La separación vida laboral-privada no existe en nuestro caso, a ojos ajenos. Cuando, como dice Chavela, volváis a los lugares en los que se amó la vida, tampoco tendréis derecho a volver a ser lo que erais y en realidad nunca dejasteis de ser. Creerán que actuáis por despecho. O que calláis por algo. Esto –lo sabéis mejor que nadie- os pasará. Podréis con ello, claro. Seremos lo que sea, pero también duros. Mucha suerte, en cualquier caso. Y enhorabuena, por supuesto. También se aprende poniendo las copas. Fichas. Gente nerviosa, cuchicheos, lloros incluso, gente que pierde la dignidad. Hay gente pa tó. Y fichas.

20 Comments:

Anonymous Anónimo said...

=)) De dominó y ajedrez. Un hijo que defiende al padre, tú sabes, porque las fichas se mueven también por instintos. Brillante hoy especialmente Jorge, in my opinion desde Malta.

Un abrazo,
Javier

4:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y a mí que me resulta sospechoso tanto periodista en los gabinetes? Los que mandan quieren tener al lado no a alguien que les asesore en sus materias, sino a esteticiennes que maquillen sus fechorías con bonitas mentiras, Es lo que hay. Se va a batir el récord de periodistas por m2 en la Dipu.

7:36 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

un abrazo, granhijo: anda y que mal en Malta, forajido:-))
anónimo: bueno, tb hay curro, tb hay curro, casi lo de menos es la chapa y la pintura. Periodistas en la Dipu hay desde que se inventaron los dolores, por otra parte. Es problema de las empresas -medios- meter pasta -en lugar de recortarla, como hacen- para contrarrestar ese bombardeo.
abrazo.

8:18 a. m.  
Blogger Joseba said...

Por eso me fui del gremio, para no ser una ficha... negra... Tranki, el tiempo los pondrá en su sitio, que no es el nuestro.

10:30 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

"negro-blanco, bueno-malo, izquierda-derecha. Yo solo creo en arriba y abajo y abajo está demasiado cerca del suelo. Cualquier día por encima del suelo es un buen día" (Bob Dylan).
Igual ya eras una ficha negra antes de dejar el gremio, je je. es broma, es broma. Me encanta esa puta foto que llevas, Joseba.

10:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Una vez a un ajedrecista le dije la palabra ficha y casi me saca del tablero a hostias. Desde ese día aprendí que las de ajedrez son piezas. Piezas de ajedrez.

Yo voy a seguir metiendo fichas a ver si me ligo a Lorea. Esta coumna era una premonición, ahora lo veo claro, me la ligo seguro!!

11:29 a. m.  
Anonymous Eva said...

Pues a parte del romanticismo de la profesion ( si lo hay) i yo soy periodista para vivir. Mis 8 horas de curro las vendo al mejor postor, la independencia, el voluntarismo, el hacer cosas por el mundo, lo dejo para mi tiempo libre. No veo pq nuestra profesion tiene que ser diferente a las demas en ese sentido. Lo que pasa es que nadie viene a comprarme, sera que juego a caballo perdedor sniff ;). Buen sabado

11:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Los periodistas os tomáis demasiado en serio, y exáctamente no sé por qué. No hay independencia ni el Gara, todos sometidos a la opresora linea editorial. Por eso resulta os resulta fácil saltar a la política, ejemplo el diputado general bilduino de Jipúzqoa.

11:53 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

anónimo: pobre Lorea. Pero ésa es la actitud. Luego no ahogues las penas, eh, que flotan, jeje
eva: mujer, eso del mejor postor suena feo pero feo, je je, no todo es pasta o qué. ¿Curras solo 8 horas, seis más que yo, je je? Hala, buen sábado. Otro día más.

11:55 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Nos tomamos en serio como los demás: ya que cobramos una puta mierda, curramos fuera de convenios, metemos más horas que las farolas y todo el mundo -en su derecho estáis- opina sobre lo nuestro y generalmente mal, pues por lo menos nos cagamos en algo, digo yo. ¿Tú tienes un problema con la comunidad vecina grave, no? Te digo porque yo voy un par de veces al año a mear Ondarreta y saludar a la familia y prou, pero a algunos os trae por la calle de la amargura o, como una calle que hay en Reus, que se llama Carrer de la Desolació. Hostia, qué fijación. Esa fijación le podría venir bien al anónimo de Lorea. A Lorea, por supuesto, no. Si la conociera no dudes de que la avisaba.

11:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es que Yipusqoa es Navarra y aunque hoy esté en otra realidad pseudohistórica, no es la que le corresponde, por eso me preocupo por los navarros que la habitan y a los que tanto quieren colonizar los Caristios de Blduao y los autrigones de Aralava.

Mis derechos federativos están repartidos, como puedes ver.

12:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Claro que la de plumilla es una profesión como cualquier otra! Por eso es raro que todos/as los jefes de gabinete sean periodistas y no haya ninguno maestro, abogado o médico. Y eso sin contar asesoras presidenciales, gabinetes de prensa y ortigosas varios. Qué plaga, la virgen.

1:55 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

a ver, es que el petulante nombre ése de jefe-a de gabinete es, en realidad, el encargado-a de prensa, ya que el gabinete de prensa que tú mencionas es general, no de cada departamento. Y ha habido y de hecho hay y habrá 'jefe-as de gabinete que no son periodistas y que lo hacen estupendamente, pero, básicamente, el 75% del curro de ese puesto -que cada uno se organiza como le sale- consiste en relación con los medios, información, etc, etc. Vamos, en cada departamento hay cientos de currelas y solo 1 periodista, en resumen. Es como si me dices que todos-as los secretarios técnicos son abogados o economistas. Pues, claro, es lo lógico, no van a ser bomberos. Cosa distinta es que a ti te parezca útil o inútil ese puesto o que incluso se lo debería pagar cada partido y no el gobierno. Yo ahí hasta de doy la razón, pero de ahí a decir que son todos periodistas... Pues eso, por hablar de 'concetos'.
abrazo.

2:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y a los periodistos qué, ni dios les va a sacar la cara? Espero que la ley que prepara la donostiarra (no soy yo, son las circunstancias) Leyere Pajín y pajina (será página, espero) lo remedie.

¿Exáctamente un periodista/o qué es? Lo que tengo claro es lo que no es: un licenciado en periodismo. Por si alguno tira por la vía rápida.

2:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ojo, que me parece de perlas que los plumillas tengan curro y que se metan donde vean hueco. La cosa está muy malita. Pero ese argumento impepinable de supervivencia no me sirve para justificar que la administración se haya convertido en un pulguero de periodistas, contratados como asesores de imagen para mayor gloria del mandamás y el mandamenos de turno. Sabes a qué me refiero porque conoces al personal, pero entiendo que el gremio tira. Salud

2:46 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al único gremio que pertenezco es al Gremio de Porto Alegre. Puede que por eso sea un parado, y como no termino por decantarme por ninguna cuadra, eso me esté dejando fuera de juego/jokoz kanpo.

3:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Creerán que actuáis por despecho". Caramba, acusaciones bastante más graves he leído a propósito de quien yo me sé. En eso, los partidos/contratantes se comportan igual que las sectas con los miembros que las abandonan.

De todos modos yo no pido a un periodista que sea un héroe, Eva. Me basta que tengan un poquito de dignidad, y no creo que sea incompatible con la profesión. Lo de la libertad de prensa es un cuento chino, en realidad es sólo libertad de empresa. Y ahí sí que lo tenéis jodido.

Orundelico

4:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lineaaaaaaaa editoriaaaaalllllll (así, cerranddo al final la ele por favor). Te imaginas a un periodista en Gara ensalzando a Aznar, por ejemplo, porque se dejó bigote el verano pasado y le gustó y a su mujer también porque le hacía cosquillas en los labios? Yo no. Pues eso. El periodista no es un fin, es un medio. Algunos son un poco extremos y otros no tienen sitio mas que de porteros.

4:45 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

pa concluirs, que el anónimo de las 2.46 y el mendas estamos entrando en un bucle y no precisamente el 'melancólico' o melandiarrea de Juaristi: hay menos periodistas ahora en Dipu, ya sean funcionarios o temporales, que hace 4 años. Bueno, va a haner menos. Y muy parecidos -uno arriba, uno abajo- a hace ocho años y hace doce. Son cifras. Son hechos. Luego están las opiniones, que son como los culos, ya sabemos.
Salud, que me voy al sol, a hacer la fotosintáxis.

4:56 p. m.  
Blogger P said...

¿Qué podemos pensar de un psicólogo que asesora para que el consumidor haga compras conpulsivas? Eso también es psicología. No todo van a ser terapias para el comprador compulsivo.
¿Qué podemos pensar de un periodista que se dedica a lavarle la imagen a una empresa, directivo, político?. Eso también es periodismo. No todo va ser desvelar el watergate.
¿O no?

9:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home