19 junio 2011

Reinsch

Me pena, pero siempre que veo a Angela Merkel veo también a la alemana oriental Gabriele Reinsch, la eterna plusmarquista mundial de lanzamiento de disco. Me pasa lo mismo cuando, al igual que ayer, como con David, el plusmarquista mundial de Lanzamiento de Rabiosa –azada, para los que, como todos los domingos, nos leen en la edición de Gipuzkoa-, que es verle, recibir ese abrazo que te deja como el papel de calco y ver a Virgilijus Alekna. De hecho así tengo su teléfono en el móvil: Virgilijus. Majo es poco. Total, a lo que iba, que Merkel, que como todos los políticos al principio parece que van a ser distintos hasta que les dan la oportunidad de demostrar que son iguales y casi intercambiables, lleva unos meses dirigiendo no solo Alemania sino queriendo –y en muchos casos logrando- dirigir Europa, que es mucho dirigir, con unos cambios de rumbo, opinión, acción y, en definitiva, rendimiento, altamente sospechosos, al nivel de los mostrados por las atletas de la RDA en los 80, que una tarde te tiraban 76 metros y luego desaparecían o casi. Te dejaban el récord del mundo ahí plantao 23 años y las que vengan detrás que arreen. Merkel parece empeñada en seguir por el mismo camino, el del aplastamiento y si te he visto no me acuerdo, obsesionada con el lastre que para ella supone todo el sur de Europa, como si fuese una garrapata que hay que fumigar a cualquier precio o a precio de pepino de saldo. Una idea de Europa en la cual bajo la horizontal que va de San Sebastián hacia la derecha pasando por Livorno todo es un desastre, pero calentarnos las playas y enfriarnos las cervezas que en un mes estamos allá para que nos hagáis reír. Algo parecido a lo que se opina aquí poniendo la horizontal en Madrid o incluso en Burgos. En resumen: hay que perseguir el dopaje.

10 Comments:

Blogger Juan Miguel said...

Creo recordar que la Merkel también es originaria de la RDA. Debe ser una costumbre regional, como el pacharán.

12:54 p. m.  
Blogger P said...

Pues a servidora le recuerda otros tiempos de sometimiento e imposición, a la que es tan aficionado el país teutón. Precisamente inmediatamente antes de la RFA y la RDA. Pero ahora por la vía económica.

7:43 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Sólo le falta el bigote recortado y por aquí, Benito Berlusconi haciendo de las suyas, Mariano Franco apunto de llegar al poder y el colaboracionista Charles Sarkozy dando tumbos. Pues va a ser verdad que estamos atapados en el ambar.
Salud

9:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pobre Txandrios, ya empieza a ver hasta fantasmas, y dentro de poco se pondrá a hablar con todos. O se le ha ido la pinza o es uno de ellos. Además le llama Franco a Rajoy pero se pone de uñas cuado llaman etarras a los de Bildu. Pero el no lo hace de mala fe, hay que entenderle, es por la normalización de los pueblos. Txandrios, como cientos por aqui, siempre han apestado por la paz (en este país).

10:55 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Lógicamente tampoco la Merkel es comparable a Hitler, por supuesto. Ni comparo Mariano con Franco, creo que hay un abismo. Eres peligroso al entender literalmente las palabras y no sobreentender las iedas. Te recomiendo "Una dama en apuros" de Sharpe. Enténderas como te veo.
Salud

11:38 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Te recomiendo El señor de las moscas, entenderás por qué me acojonas tanto.

11:44 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Leído y me da que es el ejemplo de lo que el neocapital hace con la sociedad: miedos creados, líderes y ciudadanía sojuzgada.
Salud

1:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues parece que no te has enterado muy bien.El capitaismo no, el sentimentalismo.

2:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por cierto, curioso cambio el de la carca izquierda. Se ha hecho tan vieja que para oponerse a la derecha, lo tiene que bautizar todo de neo para que la gente no los confunda.

4:11 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Así soys los de la derecha que se avergüenzan y se dicen centrados. Que la armáis y escondéis la mano.
Salud

9:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home