17 junio 2011

Remolachas

Cuando no sé qué escribir y va siendo la hora de cenar siempre uso el mismo truco, les pongo un mail a los del periódico que dice: va en una hora. Me lavo los dientes –no sé por qué-, discuto con alguien –relaja, tengo un amigo que cada vez que ve parpadear mi nombre en su móvil dice: el tontolaba este no encuentra tema. ¡Neki, coge a la cría y tápale los oídos!-, caliento los dedos y con esa espada de Demóstenes que tanto nos gusta a los periodistas pendiendo sobre la cresta sale todo rodao, horrible puede que también, pero rodao, un surfeo digital acojonante. Hoy, por ejemplo, escribiremos de algo que está de rabiosa actualidad: las remolachas. ¿Y por qué en concreto las remolachas, se preguntarán? Es obvio, pero yo se lo explico: así van a caer en el Gobierno de Navarra, como remolachas, los presumibles tres consejeros del PSN, y ya están la lechuga, el tomate –cherry, por supuesto, bien plastiquero-, el queso fresco en dados, la chaka, el atún, la mahonesa y las puntas de espárrago acojonaditos vivos, que ya andaban todos bien ligados con su aliño upenero y su foralidad y a traición y a última hora les va a caer encima esa cosa morada sudorosa y lixiviante a más no poder y que lo pone todo perdido de sabor y color que tira pa atrás. La remolacha, dada su condición de planta humilde desde hace miles de generaciones, es perfecta conocedora de este recelo que provoca, pero también de que solo gracias a su presencia jode-ensaladas tiene la opción de garantizar futuros cultivos, ya que sola y en plato no se la comen ni los coyotes. Es su sino. Ahora solo queda saber qué tres ejemplares nos traen de la huerta, presumiblemente ribera, claro, que es la mejor, dicen, para estos casos y también desde hace miles de generaciones. Voy a cenar. Apio. Opio no me queda.

17 Comments:

Blogger P said...

¿Y qué más da?, si acabarán como los del CDN: Cesados y disueltos.

12:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué gran descubrimiento: Cesados y Disueltos de Navarra.

12:48 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

A mi la remolacha siempre me ha parecido que le daba colorido a las ensaladas y no digo nada más para no desvirtuar hacia los temas que pareceser que me interesan. Dicho por quien no se ha molestado a leer sino lo que le interesa.
Salud.

9:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La remolacha es una gabachada que te hace mear rojo. Huele mal, sabe mal, sale mal. Apesta vamos.

10:21 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Jiménez vicepresidente; Felones, cultura; Torres, sanidad.

Suena a chiste muy malo, pero creo que será verdad.

Indignada no, HARTA, estoy HARTA.

Me da vergüenza, y no logro entender por qué tengo que pagar el sueldo a ese trío calavera.

Remolacha, de la mala, que mea rojo, es trasgénica y aunque la retires a un lado pringa todo el plato. Qué delicia.

10:38 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si no existiera nacionalismo vasco en Navarra que cuestionara lo primero de todo el marco, como punto único de su programa electoral, convirtiendo cada elección en un referendum continuo sobre lo que somos yo no votaría nunca. Jamás. Me tiraría bajo un arbol a fumar, beber cocacola, vino de Rioja y a escuchar con el repeat puesto Love will tear us apart de los Joy Division. Pero... la albarca siemre está ahí, presente y alzada, esperando pisar el cuello del enemigo hasta que hable euskera como el mono inglés, y obliga a defenderse con el eterno mal menor. Y en esas seguiremos siempre, a ver quién gana, que a cabezones no nos gna di dios reencarnado.Nunca perdonaré al nacionalismo vasco que me haya obligado a votar todos estos años. Es lo que peor llevo de este tema.

10:53 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Completamente de acuerdo con Anónimo 10:53 AM

11:02 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

¿Ves P cómo no saco yo el tema?. Si los mandatarios amaran y defendieran esta tierra y no la que impusieron castellanos e imponen navarreros, no haría falta el mal llamado nacionalismo vasco (sólo Nabarra ha sido independiente como reino en estas tierras). Por ejempplo Ahinoa Aznarez, pero vosotros los equanimes sin bandera la depurásteis. Es lo que tiene la vida, memoria, sobre todo memoria.
Salud

11:22 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

El nacionalismo vasco es lo peor que le ha pasado al mundo, junto con el navarro. Y el murciano. Y el castellano. Y el aezkoano. Y el... ja ja. Os dejo, os dejo, que hoy vais con nivelazo, da gusto.
abrazos varios.

11:27 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo la memoria la llevo en un USB con las llaves.

Sólo me preocupa el presente, el ahora, el yo actual. La historia sólo sirve para ganar el quesito amarillo.

El nacionalismo que sufro a diario es el vasco, por eso es del que me quejo, si fuera el madagascareño o el lapón (con grelos) me quejaría de ellos y de su obsesión por levantar iglús con ladrillos de 10x10 como símbolo diferenciador con los lapónes (de los escupitones) que los levantan con hielos de 20x20.

11:42 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Futuro, la vida es sobre todo, futuro, que es lo único que podemos construir.

La historia está muy bien para saber de dónde vienes, pero no para condicionarte adónde vas. Y desde luego, no para estar bajo un chantaje perpetuo: ¡Qué vienen los vascos! ¡Qué vienen los castellanos!

Aburriditos estamos. Y mientras tanto, el vicepresidente de Navarra es Jiménez (no hacen falta ni adjetivos).

11:46 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Para mi la cuestión es que mientras tanto la presidenta es la Barcina. El vicepresidente es como un florero, en mi opinión. Y de acuerdo lo peor del mundo los nacionalismos, pero eliminimos TODOS. A ver si hay cojones. Ah! y banderas todas a la mierda. Al fin y al cabo, yo en última instancia sólo defiendo la pirata.
Salud
P.D.: Por cierto me han pasado la noticia de que ha muerto el indignado que estaba grave por la carga de la policia en la plaza Catalunya, ¿alguien sabe algo?.

12:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo no llevo ninguna bandera, ningún símbolo,ningun collar, ni pendiente ni estampita ni calendario con foto ni mechero con publicidad, ni camiseta con dibujo, ni la mayor parte d elas veces reloj en la muñeca. Nada. Por no llevar, hasta quité de mi coche la pegatina que me puso el concesionario en el cristal. ¿Y tú?

La noticia es falsa. Métete en cualquier foro.

12:28 p. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Pues yo llevo en mi bolso un pin del CDN.

Me lo regaló un romántico el jueves pasado y creo que tiene un punto kitch muy divertido.

De hecho, el jueves que viene vamos a celebrar el funeral (o despedida civil que escuché el otro día a un hortera) seis convergentes que no nos emborrachamos juntos desde 1995. La ocasión lo merece. Nos hemos reunido a través del twitter. Será divertido. Espero no terminar rondando en la calle Roncesvalles como antaño... Juventud...

12:55 p. m.  
Blogger P said...

Txan: Si tengo que darte la razón, te la doy, que la tienes. Hasta el primer punto tras el interrogante. El resto me recordaba a Mao, sí el del chop suey. Todos iguales en la arcadia feliz al son del txistu y tamboril. Por cierto, a la Ainhoa la nombraban en el Gara junto al Uriz el día 10. No tiene mérito; el Google. Lo que sí me ha gustado ha sido lo del florero vicepresidencial, aunque no sé si es lo más adecuado. Yo estoy buscando otros adjetivos.
Estoy con Jorge, el nacionalismo es lo peor que le ha pasado al mundo. Hubo un tiempo, hippy, en que quise ser apátrida. Ahora quiero ser marciana.

7:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El txistu siempre va con los reyes negros y es el que peor sonido tiene de toda la comparsa.

11:41 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Yo a la Ahinoa la sigo en Iruñerria no en google, pero la depuración de ambos ahí está. Y cuando hablamos de acabar con los nacionalismos, ¿sólo se os ocurre el uniformismo maoista-stalinista?. El txistu nos es un elemento nacional, es la flauta prehistorica que aquí ha evolucionado de esta manera. pero no deja de ser una flautita. Y el comentario de los reyes negros y el sonido estridente no deja de ser snobista con aires de suficiencia.
Salud.

9:20 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home