26 junio 2011

Prácticamente

Durante una ceremonia a pleno sol en Auckland, la Reina de Inglaterra se ha quitado las medias, las ha metido en el gin-tonic y se ha secado con ellas el sudor de la frente. Si esto lo pilla el tipo de la agencia de prensa que aseguró y envío al mundo que Bob Dylan fue censurado en China estoy oyendo su reacción, muy profesional: oye, John, ¿la reina no bebía vodka? Y a John contestando: no, no, ginebra. Pero en Auclankd ahora hace frío. Quita lo de ‘a pleno sol’. Tendría fiebre. Hace dos meses Dylan tocó en China y como no canto Blowin’ In The Wind y The Times They Are-A-Changin medio mundo, no se sabe muy bien sacado de dónde, publicó que le habían censurado –ya que esas son dos de sus, según ellos, ‘canciones protesta’-, censura a la que él se plegó porque ‘ya no es el idealista que era’. Habrá que decir que los conciertos de Dylan están documentados canción a canción desde 1962 y que ha tocado Times unas 6 veces en los últimos 500 conciertos y Blowin’ una de cada tres o cuatro noches. Sin embargo, ¿eso a quién cojones le importa, si tienes que mandar una crónica desde Pekin? A nadie. Pon lo de la censura y tu noticia aparecerá rebotada en medio mundo. Al tiempo, Dylan publicó una desternillante carta en su web. Es un tipo que cobró 100 millones de pesetas del 97 por tocar delante del Papa, ya saben, ladrón que roba a ladrón y todo eso y el Banquero Anarquista de Pessoa. Llegados a este punto –y a donde iba-, ¿qué sabemos realmente de las personas que están en el ojo público? Supongo que nada, teniendo en cuenta que por ejemplo Dylan lleva 49 años diciendo que “no voy a deciros que soy el luchador de la gran causa ni el amor universal o el gran geniecillo o lo que sea. Porque no lo soy”. De cualquier modo, Dios salve a la Reina, prácticamente nadando en ginebra.

2 Comments:

Blogger P said...

Hip, hip. Brindo por ello.

12:13 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Eso nos pasa por meternos en la piel del otro cuando no somos ese otro. Resultado, análisis de la situación fallido. Es lo que ocurre cuando nos metemos a entrenador todolosabe de nuestro equipo de furgol. Qué como no tenemos ni idea de la caraja que puede tener cada jugador pues criticamos toda alineación dada. Buena columna de lo que pasa cuando analizas un problema de multiples variable conociendo una o a lo sumo sospechando dos.
Salud

1:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home