29 junio 2011

Sabático

Bueno, ya está aquí el verano. El verano es una estación odiosa, como todo el mundo sabe. El que no lo reconoce, en el fondo, es por no meterse en discusiones tan inútiles como agotadoras. En verano, en general, se trabaja menos, lo que en determinados casos muy concretos es bastante complicado. Y la gente, siguiendo por ahí, tiene más tiempo para sí misma. Y ahí viene el problema: la gente no sabe qué hacer con su tiempo. No tiene ni puta idea. Yo tampoco, no crean. A mí, por eso, me encantaría trabajar en verano y tener libre febrero y marzo. Me iría a alguna ciudad del extrarradio de Moscú, a ver trabajar a los demás. Es que no trabajar cuando los demás no están trabajando, ¿qué erotismo tiene? Ninguno. Acabas de aceitunas y refrescos y gambas hasta los huevos. Meterte unas gambas en Moscú un 17 de marzo mientras tres Dimitris alcantarillan una calle. Eso es placer. ¿En julio? Todos haciendo lo mismo y al mismo tiempo y en los mismos sitios. Porque eso de ‘ayyy, estuvimos en una playa virgen, solos ella y yo’ también es de un vacuidad absoluta. Vaya chorrada. ¡Pero si no te ve nadie! Aunque casi igual que cruzarte con medio barrio en una playa a 1.000 kilómetros de tu casa. Ya, se descansa, pero ¿hemos venido a este mundo a descansar o a cansarnos? A cansarnos, joder. Con un día y medio a la semana nos debería de bastar, ahí metidos en una nuestra habitación con el gotero puesto. Vacaciones. Un engaño de los políticos y el FMI para que sigamos trabajando. Si no trabajase nadie no habría vacaciones. Ni gambas, ni playas vírgenes, ni festivales de verano, ni prácticamente nada. Piénselo. No estaría mal probar. Un año sabático global, universal. Si quieren trabajar los políticos, ya es cosa suya. No he venido yo aquí a solucionarles encima la vida. ¿Bailamos?

5 Comments:

Anonymous Txandrios said...

P'a mi que te estás haciendo Hare Krishna de esos. Pero me apunto a la idea, como tengo huerta de hambre no me iba a morir.
Salud

11:01 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Jorge, Jorge,... hostia te ha hecho caso t'o dios porque no oigo más que mi propio eco. Y yo el único gili currando.
Salud

1:15 p. m.  
Blogger Edurne said...

Que gran verdad Jorge!

1:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jorge tio, pero como te emocionan esas cosas? Si 'SOLO' es un libro!!!

12:18 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

ja ja, lo de menos es el libro, sino quién se lo dedicó a quién.

12:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home