28 septiembre 2011

Otoño


Es otoño. El otoño es mi madre. Igual que hay personas que unen colores a otras personas para otorgarles características propias –ésa es azul, ése es amarillo-, mi madre es el otoño. El resto de estaciones no tiene dueño, pero sí el otoño, cuando una tarde estabas a las seis y media en el patio descubriendo la amistad y brillaba el sol y al día siguiente te habían quitado una hora por algo que pasó en 1973 y que nos importaba un huevo pero ya no veías el balón y Kiko te metía tres goles por el mismo sitio y había que irse a casa porque cruzar aquel descampado de noche era para yonkis y pajilleros y nosotros aún teníamos diez años y volvíamos los tres juntos a casa y al despedirnos nos decíamos mañana a y media, como si no supiéramos que siempre era así y que así sería. Entonces llegabas a casa y tu madre estaba ahí. Contenta. Y ya era otoño, después de un verano fantástico en que podías llegar más tarde tras una primavera espléndida. Y era otoño, por el simple hecho de que de golpe ya era de noche y refrescaba y tu madre te preguntaba qué tal y a ver dónde te habías roto otra vez la rodillera y vaya sudada que llevas vete a la ducha y si tienes tarea hazla y mamá no tengo y a las ocho echan el fútbol ¿podré verlo? Y era que sí, claro, mientras planchaba y sonaba la radio, aquellos programas de Radio Pamplona con olor a suavizante y ayúdame a doblar las sábanas y quién juega pues el Barça la Recopa ¡ahh, pues papá también querrá verlo y no discutas con tu hermano! Sé que en otoño hay niebla y caen las hojas y salen los castañeros y la gente se pone algo triste, pero para mi es la mejor estación del año, porque el otoño, por si no se lo he dicho, es mi madre. Ya es otoño y mi madre hace hoy 69. Pa habernos matao, ¿verdad, mami? Pero no. Espéranos siempre en casa.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Excepcional.

12:08 a. m.  
Blogger koldaz said...

Otoño
Hoja encendida
claridad suspendida
en el eterno instante
del presente.

1:26 a. m.  
Anonymous Silvia said...

Ostia si yo estoy así cómo estará la amatxo, buff... pañuelo plis.
Q afortunado eres jodido
Qué cumpla muchos más!!!!

9:47 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

ya le diré, Silvia, que pa cuando lo lea lo mismo es otro día, jaja. Me lee a veces, es que ahora está fuera. Eso está bien, que solo te lean a veces, que si no es mucha presión, bueno, tampoco.
Vivimos muchos años en un portal con número 69bis, jaja, así que primero el objetivo a corto plazo es llegar a ese bis, que el 69 ya lo tiene, jeje. Y luego ya todo recto que no tié pierde.
abrazo.
gracias.

pd: ¿todos tenemos madre, verdá?

10:02 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

¡Qué dices otoño!, si estamos en verano o ¿no sufres los 28-30 grados?. Así como julio fue invierno. Zorionak a la amatxo.
Salud

11:14 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

duermo bajo teja a un metrolacabesa, cómo para no enterarme, jaja.
gracias, majo, le diré: 'amatxo, que felicidades de los del blog, los míticos" y me dirá: "¿de los de qué, esos con los que cambias discos?" no sé, ya veré, jaja.

11:22 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

... la cosa es que el 69 tiene para mí tanta connotación sexual que me cuesta...
Feliz cumpleaños a la abuela. Además de las palabras bonitas, les encanta un perfume o una pasmina ;)

12:34 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

¿el 69 connotación sexual, por?
no se va a joder, encima perfume-pasmina, va que arde, jeje.

12:47 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Por cierto con lo del invierno en verano y lo del verano en otoño, da para comentar a los cabezacuadradas de las piscinas. De 15 de junio a 15 de septimbre, con independencia del tiempo que haga, y ¡eso en esta tierra!.
Salud.

1:38 p. m.  
Anonymous Ignacio said...

Vaya Jorge, te has puesto de acuerdo conmigo en el tema de tu blog... el Otoño y es que tocaba...
y me has tocado la fibra, algunos la tuvimos y claro, en otoño también la echamos de menos, bueno, todo el año. Un abrazo y a disfrutar!!

2:22 p. m.  
Blogger javier said...

Jodé Jorge, que bonito. Me gusta cuando escribes de atletismo y de madres... un abrazo!

7:09 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Javié: mare no hay má que una y a ti te encontré en la calle, en la calle 1 Carl Lewis, al seus blocks, llistos.
grande tu arqueología emocional, ya me entiendes, jaja.
abrazo.

10:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home