21 octubre 2011

‘Field Commander’ (columna enviada al Noticias antes de las 19.00 del 20-10-2011 y que finalmente no saldrá)


Había en San Lorenzo con Jarauta hace miles de amaneceres una tienda especial. Estaba al lado de donde luego se puso otra cosa especial, ese París 365 que se adelantó, como siempre, a los políticos, y vio que de tanta dieta y tanta piedra no les iba a llegar a muchos para una dieta frugal, la que nos distingue de las piedras. Esa tienda era una tienda de discos que eran imposibles de encontrar en otras. Su dueño también era especial, lo que no es ni bien ni mal, pero podías pasar allá la mañana en lugar de ir a clase a que te explicaran la diferencia entre el padre, el hijo y el espíritu santo. Sé que han cambiado mucho y para bien las clases de Periodismo, pero a algunos y algunas nos recetaban aquello y mil banalidades más en un plan quinquenal para asesinar el bolsillo de nuestros padres. Así que ibas a aquella tienda a aprender otros asuntos y con lo poco o mucho que ganabas trabajando te pillabas uno de la Creedence en Estocolmo’69 en el que Doug Cosmo Clifford hacía estallar la sala con sus baquetas en Midnight Special y un VHS de El Maestro en Toronto’90 que como mucho podías encontrar en la calle Tallers de Barcelona y algo de Pete Tosh que la noche anterior os habían puesto el Óscar, Luis y Julio justo enfrente en el Zagit –junto con varios TíaMarías con canela- y si ya tenías mucha pero mucha suerte localizabas una actuación rarísima de Leonard Cohen en la ZDF en 1979. Perdí aquel vídeo de Cohen, en el que brillaba La ventana, pero la escuché ayer en youtube y pensé la suerte que tuvimos nosotros de que tíos especiales montaran tiendas especiales y la que tienen y tenemos ahora de que otros tipos crearan webs especiales. Pero sobre todo pensé la fortuna que tenemos todos de tener a Cohen, después de tanto amanecer. ¡Field Commander Cohen, a sus versos!

2 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Mucha gente pone negocios para dar un servicio, algo perdido en el maremagnum de la actual globalización y quien dice negocios dice páginas web, editoriales, etc.
Salud

9:55 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y Xaribari? Eso también era una maravilla !
Lastima que las tiendas de discos hayan desaparecido por la avaricia de las casas de discos.

5:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home