21 octubre 2011

Me acuerdo


Me acuerdo de mi hermano diciéndome a ver si bajo con él a estar callado 15 minutos. Me acuerdo de mis compañeros y compañeras que, pese a los trazos de sus medios, ayer fueron felices y llegaron al llanto. Me acuerdo de hablar con amigos de que si el tiempo dedicado a esta cuadrilla de cabrones lo hubiésemos podido dedicar a algo positivo viviríamos en un sitio seguro que injusto y cabrón pero mejor y sin tanto dolor desperdiciado. Me acuerdo del cura de Orbaitzeta, José Luis, y su Vespino azul y su bondad extrema siendo masacrado por decir lo que diría cualquier ser humano no enfermo: ¿por qué han matado a nuestro vecino, quién, cómo? Me acuerdo de José Luis preguntándose lo mismo ante los infinitos más asesinatos cometidos por los salvapatrias pero eso no salió en la prensa. Me acuerdo de mi madre contenta porque esa llamada a las tres de la mañana de un sábado de cada cuatro no era que a mis hermanos les hubiese pasado algo sino que o una piedra o una pelota de goma habían vuelto a reventar el escaparate de la tienda de mi padre en lo Viejo. Me acuerdo de mi padre saliendo enfadado con el pantalón mal puesto pero en el fondo contento porque solo era un cristal pero en el fondo triste porque no era solo un cristal. Me acuerdo de los amigos de Alfredo Aguirre jugando al baloncesto contra nosotros y sus miradas decididas y perdidas. Me acuerdo del extremo dolor y rabia de miles de víctimas y no podré jamás ponerme en su lugar. Me acuerdo de los que no han sido utilizados por unos o por otros. Me acuerdo de todo y de nada y ha sido tan largo que no me lo puedo creer. Me gustaría acordarme de no acordarme de esto jamás y también no olvidarlo nunca. Espero acordarme del 20 de octubre de 2011 y que también ustedes, que se acuerdan de lo mismo que yo o más.

8 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Zorionak.
Salud

9:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estaba seguro de que hoy dirías algo. Estaba también seguro del sentido de tus palabras, no tenía ninguna duda. Pero es que lo dices muy bien,

Gracias Jorge.

10:53 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Zorionak, Txan, a todas y todos los que nos alegramos más que fijarnos en los muchos y evidentes flecos más gigantes o más pequeños que quedaron, quedan y nos quedan.
Hace un sol de la hostia.
Que no lo nublemos por querer encima que el calor sea inmediato.
buen día, supongo que hace un año o dos no, pero durante lustros pensamos que jamás lo veríamos.
vamos a disfrutarlo y luego ordenamos la casa.
un abrazo grande.

11:16 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Ojalá todos los mensajes que me llegan hoy fueran como el tuyo. Pero no. La gran mayoría no son así. La gran mayoría me quieren recordar que hubo otras veces, y los más persuasivos me plantan un pdf delante y me dicen, lee, lee.

Y ahí estoy yo, combatiendo, equilibrando, con riesgo a caer de un lado. Pero no quiero. Pero cosas como la de Gabilondo o Francino esta mañana, jugando con las palabritas, no ayudan mucho, la verdad.

En fin. Creo que voy a imprimir tu escrito y usarte. Lo voy a guardar en una carpeta junto al comunicado, para poder creer lo que quiero creer.

12:03 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Hoy no hace falta leer nada, a nadie, sobran hasta las letras, Amaia, pero se agradece lo que dices, mucho, pero tampoco es una competición entre textos, portadas, editoriales, yo sufrí más que tu. Hoy piensa en tus hijos y con eso te vale todo y silba una canción y que les jodan.
beso.

12:11 p. m.  
Anonymous piligarces said...

Maravilloso.
Yo me acuerdo de que mataron al primo guardia civil de una amiga de Burlada y nos pidió, por favor, por favor, que no dijéramos a nadie que era su primo.
Molts d'anys i en pau

12:35 p. m.  
Anonymous Marciano 2 said...

Toda la puta vida pensando con mis colegas cómo celebraríamos este día. Ya ha llegado.
Y lo único que pienso es que estoy aliviado y hasta los huevos. No siento nada más ni nada menos.

2:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya era hora, copón!

Orundelico

3:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home