11 noviembre 2011

11-11-11 bis


¡11-11-11, El Día de la Bestia! Hablaremos de 552.000 euros. A ver, me pongo las mallas, las gafas grandes, me siento, cruzo las piernas, cojo la calculadora y digo con mi vocecita: ¡han sido: cuatro años de consejero de Economía, a 138.000 euros de media cada uno… 552.000 euriiiiitos! Esto ha ganado Miranda en el último ciclo olímpico, que lo dijo el lunes Sánchez de Muniáin -¡qué color más bueno tienes, Juan Luis, cuidao con ese sol indoor!- Desde el lunes, pues, si hacemos caso del frío número, Miranda, que ayer reconoció en el Parlamento que el Circuito de Los Arcos tendrá pérdidas durante años -¡sorpresón!-, ha ingresado en su bolsillamen 1.512 euros, resultado de multiplicar por cuatro 378 euros brutos diarios, que es lo que gana desde que vivía por estas tierras Alfonso Arroyo, aquel mozorecio que trabajó un ratito junto con el antiguo consejero de Economía, Iribarren, el que firmó el acuerdo de Los Arcos con el constructor Samaniego en mayo de 2007 y el gobierno disuelto. ¿Dónde está Iribarren, qué fue de él? A saber, el tipo es de Aoiz, que las malas lenguas dicen que a los de Aoiz les llaman simples. Ya, ya y ya. ¡Numbers, numbers, dubidú, si no los miras allá túuuuu! 1.512 euros ha ganado desde el lunes Miranda y usted y yo con estos pelos. Vale, le he metido el prorrateo de las extras y todos los complementos, pero 1.512 euros. Bonito año, 1512, buena cosecha. Cierto, luego de ahí se supone que hace la declaración, aunque espero que no se la lleve a hacer a Iribarren, pero así brutos brutos brutos son unos dineritos, teniendo como dijo que tenía ‘mejores ofertas de la empresa privada’. Me encantaría conocer a esa empresa privada. ¿Privada, participio de privar o sinónimo de borracha ciega? ¡Qué más da, Navarra va bien! ¡El Día de la Marmota, 11-11-11!

6 Comments:

Blogger Mikel said...

Pero ¿y la admirable parsimonia con la que se hundía en Itoiz? Le faltaba un bicornio napoleónico en la cabeza para llenar aún más el cuadro de dignidad y nobleza. Él y nadie más que él puede juzgar si un comportamiento es ético o no. Y el suyo evidentemente lo es: recordad que se autodenominó como "un trabajador que ha de llevar el sueldo a casa". Pero a este paso va a tener que llevarlo con un dumper, porque de otra manera no va a poder. ¡Qué suerte tenemos en Navarra de contar con cráneos privilegiados como el suyo, capaces de "admitir" la segura ruina de obras tan necesarias como el Circuito de Los Barcos (ah, no, que esa es de los malos), pero que no dijo nada cuando se lo compró a Samaniego, que todavía debe estar riéndose!. En fin, ahora que lo pienso el bicornio napoleónico lo llevamos todos los navarros bien enroscao. Sino, ¿cómo pichorras puede seguir este sumergible y ético trabajador al mando -es un decir- de la economía foral? Pero bueno, hagamos caso a su jefa, y no metamos estas futesas sin importancia en la campaña electoral. ¿Quedará todavía algún otro bote agujereao como el de Miranda para irse a ver el fondo del mar con el Comandante Cointreau?

12:15 a. m.  
Blogger Eduardo Laporte said...

1512 es el año de la anexión de Navarra al reino de Castilla, no? Qué tío, hasta se pone un sueldo histórico-foral...

7:24 a. m.  
Blogger Iñaki A. said...

Privada, sinónimo de enamorada, de arrebatada… mejor arrebatada; desposeída, despojada, ahí vamos mejor.
Porque ¿Hemos conocido la empresa privada? Quizá de lejos: Riegos de Navarra, la Mancomunidad, han sido nuestro habitual terreno de juego. Cuando esto pase, habrá un merecido puesto para este muchacho en la empresa pública - privada, con despacho y todo.
Pero me aburro de hablar de esta gente. Y siempre volvemos a ellos. Es como una maldición. Cada día, como a Prometeo, me vuelve a crecer el hígado. Para este personaje singular, empalagoso y soporífero parecían estar destinadas las palabras de Voltaire en su relato Zadig o el destino, cuando escribía: "a pesar de ser rico, le costaba reunir en su casa a los aduladores". Pues eso.

8:05 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Indescriptible la imagen de Jorge con minifalda (y depilado) ejerciendo de azafata del "1,2,3... y meter el dinero a mi bolsillo otra vez". Por cierto me va más the number of the beast, que le voy a hacer. Y lo del 1512, simplemente acojonante, que curiosa casualidad, falsean la historia, la economía, sus sueldos... ¿qué más les queda por falsear?.
Salud

9:38 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

solo de pensar en depilarme, txan, me pongo malo, jeje, ostia, con esas tiras de cera que ... joder
bueno, ya sé que ahora hay laser
pero me da más miedo, aún
jeje
abrazo

12:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hemos echado una risas, pero todo esto es verdad... Tremendo, qué cosas, qué horror.

6:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home