08 marzo 2012

La pared


Leí la entrevista que hizo la compañera Oliveira -¡feliz día a todas las de tu especie, jeje. Y que dure todo el año!- a Fátima Anllo, la Directora Científica y Metodológica del equipo que ha elaborado el diagnóstico para hacer el PEC (Plan Estratégico de Cultura), y llegué a la conclusión de que para llegar a esa conclusión no me hacía falta leerme la entrevista, que estaba muy bien, aunque la buena de Anllo fue entre muy técnica o sesuda y fina y educada –aunque en ocasiones ser educado es llamar a las cosas por su nombre, creo yo, en ocasiones-. La conclusión es que el Ayuntamiento de Pamplona es una jaula de grillos que va encargando las cosas culturales a botes, que aprieta en fechas y plazos por el tema elecciones, que exige resultados así no dé tiempo de buscar datos y lo de menos sean los resultados pero que con miles de letras se pueda hacer un buen powerpoint o una puta web vacía de contenido real pero monísima y que, en resumen, el ayuntamiento estaba muy al tanto de qué ocurría con este puñetero plan y que se iba a quedar en poco o nada si se rescindía el contrato, que es lo que hizo Alonso Alonso Alonso. Obviamente, es una declaración de parte, y se le da el valor que se le da, pero la realidad seguro que no difiere mucho, porque –técnicos y técnicas culturales al margen-, anda y que no hemos tenido concejales y consejeros de cultura absolutamente legendarios por su incapacidad y prisas por fotos, auditorios vacíos, filias y fobias, etc, etc, etc… Alonso, como buen pagao de sí mismo, es uno más, y la señora Anllo le manda un mensaje claro que procederá a obviar, si es que lo entiende: que abra el ayuntamiento a las personas, todas. Pero vamos, esto es como lo de la mujer trabajadora: mucha imagen y pose pero al final como darse contra la puta pared.

pd: la foto es de Txemari Moreno -www.txemajmm.blogspot.com-.


2 Comments:

Anonymous Soyamaiur said...

Vamos a hacer un análisis de barra de bar.

Si al concejal de cultura que gobierna en minoría le manda la mayoría que encargue un Plan, lo encarga.

Si la persona (entidad, empresa, o lo que sea) a la que se lo encarga (dejemos a un lado el cómo) no entrega a tiempo, la caga.

Porque nunca es buena excusa incumplir los plazos, pero es del género tonto -o es que no te has enterado de nada- incumplir los plazos para entregar a un concejal algo que él se ha visto obligado a encargarte.

Y dice la alma cándida que el concejal sabía que llegaba tarde. Pues seguro. Y es más, incluso le alentó a que no se preocupara por la tardanza. ¡Como que no quería que llegara nunca!

PD. Para rizar el rizo, la empresa que ayudaba a la tardona es la misma que elaboró un anuncio maravilloso para Educación en el que las niñas querían estudiar para ser princesas, ayudar a los demás y salvar el mundo; y los niños, iban a estudiar para ser astronautas, médicos y directores. Este apunte, para recordar que hoy es el día de la mujer trabajadora.

9:57 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Cul..qué?. El precintado de un repetidor debe ser un acto cultural para esta cuadrilla. Ah! pero de idiología diferente a la mía, of course. Mola se ha reencarnado en esta gentuza. Lo del PSN apoyando a esta gente?. Lo que es capaz de legitimar uno por parasitar del erario público.
Salud

11:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home